ATENCION: SI AL ENTRAR AQUÍ VES LOS TEXTOS EN UNA LETRA CURSIVA HORRIBLE Y DIFICIL DE LEER, ACTUALIZA LA PAGINA DANDOLE A INICIO O A F5

viernes, 30 de septiembre de 2011

PITUFITARTA (SIN FONDANT)

   
   Si empiezas a modelar con fondant, te crea como una especie de adicción de la que es difícil salir. Ya sólo quieres tener ocasión de hacer una tarta para seguir modelando, así que aviso a los que todavía no os hayais animado a empezar.
   Son además unas tartas con un resultado muy espectacular, por lo que en cualquier cumpleaños, si la tarta es de fondant, tiene un protagonismo diferente.

  
   Esta tarta la ví en mi mente, en cuanto me topé sin querer en Hipercor con una bolsa de nubes con forma de pitufos. Se me tiraron al carro (es lo que tienen estas criaturitas) y menos mal que se tiraron dos paquetes, porque están buenísimos, saben a vainilla y una de las bolsas las abrí en el coche, y cayó la mitad. 
   El caso es que me imaginé esta tarta exactamente la he hecho y estaba buscando la excusa para hacerla, que en principio iba a ser el cumpleaños de mi cuñado Raúl, pero como no pude ir, ví el cielo abierto cuando la semana pasada me preguntó una amiga si podría llevar una tarta para el cumple de su hija (que era al dia siguiente). No podía llevar ni chocolate, ni fresa, ni coco, solo nata. Dicho y hecho, pitufitarta al ataque!

 
   El bizcocho lleva 4 huevos, una taza de queso batido 0%, una taza de aceite de girasol, 2 tazas de azúcar, 3 tazas de harina bizcochona, medio sobre de levadura. Cuando todo esto estaba batido añadí una cucharadita de vainilla y mezclé. Al horno precalentado a 180º durante 40 minutos.
   Se deja enfriar en una rejilla. Mientras hacemos un almíbar con 60 ml de agua, 60 ml de vino dulce y 4 cucharadas soperas de azúcar. Dejamos templar.
   Montamos 1/2 l de nata vegetal. Yo uso de la marca ambiante, que compro en La casita dulce de las flores y es una maravilla, queda y sabe como las de pastelería y dura perfecta todo el tiempo del mundo.
   Con el bizcocho ya frio, cortamos en tres partes. Yo me ayudé de una lira que adquirí en Ikea, pero si no teneis este aparatejo, se puede usar un cuchillo largo de sierra, de los de pan.
   Calamos el primer bizcocho con el almíbar, cubrimos con una buena capa de nata montada. Ponemos la segunda capa de bizcocho, calamos y más nata montada. La tercera capa de bizcocho, la que hace de tapa, la calamos por la parte de dentro y ponemos encima.

  
   De la nata sobrante, separamos un par de cucharadas en una manga para la decoración final y al resto le ponemos unas gotas de colorante azul cielo de Wilton, batimos un minuto hasta que se integre completamente el color y con una espátula larga vamos cubriendo ("repellando")  la tarta completamente.
   Cuando la tengamos lista la tarta, disponemos los pitufitos alrededor en fila y decoramos por encima con la nata blanca. Las letras también van de nata, con la boquilla del nº 4.

  
   Me encantó el resultado y fue un éxito en el cumpleaños, y a pesar de los poco ingredientes que llevaba, estaba muy rica, aunque tengo que decir que nada más ponerla en la mesa, los niños se tiraron en plancha a por los pitufos y desaparecieron casi de inmediato.  Ya sólo espero que vosotros me deis vuestra opinion.


   Por cierto, mañana me voy a la quedada de Madrid, a una reunión de blogueros cocineros. Por fin conoceré a un montón de amigos con los que hablo a diario, gente que me cae super bien y con la que me une un sentimiento común, y sobre todo por fín voy a ver a mi AMIGA ANA con la que tengo más de una cosa en común, porque aunque parezca increible y habiendo estado siempre separadas por miles de kilómetros, tengo claro que Ana es mi amiga y eso se puede decir de poca gente. 
   Asi que os dejo con la pitufitarta para celebrarlo y os prometo reportaje a la vuelta, aaaains que nervios!

martes, 27 de septiembre de 2011

HOJALDRITOS DE POLLO ASADO

  
   Compré el rodillo para enrejar las masas, con la urgencia que me caracteriza. Vamos que no podía vivir sin tenerlo. Y como en la mayoría de los casos, llevaba guardado en su cajón unos dos meses. De vez en cuando lo veía y me entraban unas ganas imperiosas de estrenarlo, pero... Es lo que tenemos los adictos a los cacharros culinarios!

  
   Ya os he dicho en varias ocasiones que soy la fan nº 1 del hojaldre, así que aprovechando un trozo de pollo que me quedó en la nevera, he encontrado la excusa perfecta para estrenar mi rodillo.

  
   He asado un trozo de pollo (muslo y contramuslo) con sal, pimienta, orégano y mezcla para sazonar espaguetti, en el horno turbo hasta que estaba doradito. Evidentemente si teneis restos de pollo asado, perfecto. Paso que te ahorras.
   Pochamos en una sartén con un par de cucharadas de aceite de oliva, un puerro grande, cortado en rodajitas finas. A fuego medio hasta que empiece a dorarse. Agregamos el pollo asado cortado en trocitos. Le damos unas vueltas y le ponemos una cucharada sopera de harina (he usado la varidad de Santa Rita para croquetas y bechamel) y rehogamos. 
   Añadimos medio vaso de leche y mezclamos hasta que quede una masa ligera (no debe quedar espesa como para croquetas, ni demasiado caldoso), también he puesto la salsita que ha quedado de asar el pollo.
   Extendemos una lámina de hojaldre fresco (o previamente descongelado) y lo cortamos a lo ancho en cuatro trozos. Después a lo largo en dos.

  
   Precalentamos el horno a 180º y en una bandeja a la que le extendemos un papel vegetal, disponemos cuatro trozos de la masa de hojaldre bien separados entre sí. Vertemos dentro la mezcla del pollo y cubrimos con otro trozo de masa (al que le hacemos unos cortes, o le pasamos el rodillo). Pintamos con huevo batido y horneamos hasta que se dore, unos 25 minutos.

 
    Aconsejo este plato muchísimo, está delicioso, así que estoy segura que si lo probais una vez, seguro que se convierte en un fijo de vuestra cocina.

domingo, 25 de septiembre de 2011

CRUMBLE DE MELOCOTON


Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de septiembre nos invita a preparar un postre clásico británico: crumble
  
   El crumble es un pastel clásico inglés que se elabora con diversas frutas, y se cubre con una mezcla de harina, manteca y azúcar. Todo ello se introduce al horno y se sirve y degusta caliente. Por este motivo es frecuente acompañarlo con natillas, helado o alguna compota.
   En esta ocasión lo he hecho de melocotón, pero es un postre que está delicioso y super fácil de hacer, así que seguramente lo voy a probar con otras muchas frutas, me parece ideal como receta de aprovechamiento.

   Pelamos, y cortamos en trozos pequeños más o menos regulares 3 melocotones, los ponemos en un cuenco junto con dos cucharadas soperas azúcar. Reservamos.
   Precalentamos el horno a 200º. En una fuente echamos 175 g de harina de todo uso y una pizca de sal. Pesamos 75 g de mantequilla, la troceamos y se la agregamos a la harina. La mezclamos con las manos, y la vamos trabajando con los dedos hasta que se formen migas. Ponemos dos cucharadas de azúcar y terminamos de mezclar todo.

  
Pasamos la fruta a una fuente de horno y cubrimos con la mezcla de la harina. Horneamos hasta que se dore, unos 40 minutos.


 

viernes, 23 de septiembre de 2011

PAN RúSTICO INTEGRAL


  
   Desde que la panificadora entró en casa, reconozco que se abrió para mí un universo totalmente desconocido hasta entonces. Como siempre ocurre en la cocina, las cosas hechas por uno saben mucho mejor, porque sabes exactamente lo que llevan y lo que le estás dando a los tuyos. Y cuanto más elaborado es el plato, más orgullos@ te sientes.
   Pues esta sensación, no sé porqué se eleva mucho más cuando lo que haces es pan. Tengo varias teorias sobre ello, pero no os quiero dar mucho la vara, así que cada uno piense su porqué.

  
   Hoy le hablaba a Aurora, una amiga-compañera del trabajo, que esta maquinita en relación calidad-precio es una joya. Te ayuda mucho y te anima a hacer cosas cada vez más elaboradas, teniendo en cuenta que no sólo de pan vive el hombre, puesto con con ella puedes hacer mermeladas, bizcochos, croquetas... y amasar cualquier cosa que se nos ponga por delante.
   Para los que esteis empezando en el arte de hacer pan, tengais o no panificadora, os voy a dejar el enlace de una amiga, que se ha propuesto que esto del pan no se nos resista a nadie. Salomé de Bloc de recetas, aparte de hacer panes estupendos, hace unas fotos maravillosas.

  
   Para hacer este pan integral, he puesto en la panificadora 250 ml de agua, una cucharadita de sal (en una esquina), una cucharadita de azúcar (en otra esquina), 200 g de harina integral, 200 g de harina de trigo y un sobre de levadura de panadería (en la esquina opuesta a donde pusimos la sal). También añadí cuando llevaba unos 5 minutos amasando 4 cucharadas soperas de salvado de trigo.
   Le puse el programa de amasado y un levado, que dura aproximadamente una hora. Pasado este tiempo, lo saqué de la panificadora, hice una bola que dejé levar hasta que doble el volumen, más o menos una hora. 
   Precalentamos el horno a 180º y en la parte baja del horno introducimos un cuenco de barro con agua (para que haga vapor y nos salga crujiente el pan).

  
   Hacemos unos cortes con forma de rombo a la masa por encima, con un cutter o cuchillo bien afilado, pincelamos con una brocha mojada con agua y horneamos hasta que se dore, unos 25 minutos, en la bandeja del horno puesta en la parte central, en la que habremos puesto previamente un papel de hornear.
   Lo dejamos enfriar en una rejilla. Si lo vamos a consumir al día siguiente, bastará con liarlo en un paño limpio de cocina, y os aseguro que por la mañana tiene la misma consistencia.

 
   Espero que os haya gustado y que os animeis a hacer pan, que es mucho más sencillo de lo que pensamos.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

TARTA "HORA DE AVENTURAS"

   
El 4 de septiembre mi bebé cumplió 10 años, me parece mentira, crece por segundos. Le dije que eligiera de qué iba a querer la tarta y como mami puede hacer de todo, pues eligió una con sus dibujos animados favoritos "Hora de aventuras" y yo... que iba a hacer! 
  
   Hice dos bizcochos el de abajo un bizcocho básico de chocolate, calado con almíbar de chocolate y relleno con frosting de vainilla. 
  
   El de encima era un bizcocho de coco, calado con almíbar ligero y relleno de nata con coco. 
    
   Perdonad por las fotos tan espantosas del corte, pero la luz que había en el sitio donde celebramos el cumple no era la mejor del mundo, es más, creo que era la peor del mundo y por más vueltas que le dí a todos los formatos que tiene la cámara, no conseguí que saliera bien, así que os dejo estas para que os hagais una idea.
   Modelé a los protagonistas tres días antes y como tienen las extremidades muy muy delgaditas, tuve que meter alambre dentro. Os presento a los protagonistas,                   Finn
 
                                      Jake
       y el Rey Hielo (del que más orgullosa me siento)
      Arriba vereis una especie de nube color lila, esa es la princesa del espacio Bultos, PB y es super pija. La verdad es que estos dibujos al principio me parecían rarísimos, pero son muy graciosos, me gustan un montón.

   Aquí os dejo la tarta a punto de salir de casa y espero que os haya gustado.

lunes, 19 de septiembre de 2011

TARTA POKEMON

   Esta es la tarta que hice para el cumpleaños de mi hija. Cumple 8 años y ella tenía claro desde el principio que quería que su tarta fuera una pokeball con pokemons, esos bichitos que adora y de los que tiene, yo creo, la colección entera (aunque según ella siempre le falta alguno).
   Cuando le pregunté cuantos pokemon quería que llevara, me dijo que 5, porque era su número favorito y le dí gracias a todos los santos apóstoles de que su favorito no fuera el 20. Y ni corta ni perezosa, se fué a su colección y dijo: "este, este, este, este y este" Ea, pues a modelar se ha dicho.

   El bizcocho lo quería de vainilla, relleno de fresa. Así que hice un bizcocho de yogurt (de vainilla) con 5 huevos y lo horneé en el molde de medio balón grande a 150º durante una hora.
  
   Lo corté dos veces, lo calé con almíbar (hecho con una taza de agua, una taza y media de azúcar y una cucharadita de esencia de vainilla) y lo rellené de SMBC de fresa. Para ello hacemos un merengue suizo, como el que os expliqué en la receta de leche merengada y cuando lo tengamos listo, le añadimos 250 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente, a trocitos hasta que esté completamente integrado. Le ponemos una cucharadita de esencia de fresa y dos cucharadas soperas de mermelada de fresa. Yo además le añadí un poco de tinte en gel rosa.
  
   El resto lo podeis imaginar, fondant, tinte y mucha paciencia. Bueno y alrededor, le puse nata verde con la boquilla de césped.
    Y aquí preparadita para salir de casa al sitio donde lo celebramos.
 
    Mi chica quedó encantada, sus amiguitos también y vosotros ya me contareis!

sábado, 17 de septiembre de 2011

DE NORTE A SUR

  Aquí nace un nuevo proyecto cargado de mucha ilusión, de dos amigas blogueras que tienen la mala suerte de encontrarse a más de 1000 km de distancia.   Llevamos mucho tiempo intentando buscar un proyecto que nos identificara y que plasmara esa distancia física que nos separa.

  Muchas veces nos empeñamos en buscar recetas de otros países: americanas, francesas, italianas... pero ¿qué hay de nuestra maravillosa gastronomía?, ¿que hay de todos esos platos que inundan nuestra gastronomía y que hacen que la cocina española sea reconocida en todo el mundo?.
Como cocinillas que somos, también nos gusta mucho buscar ingredientes extraños, de esos que nos cuesta la vida encontrar, que pedimos por internet y que precisamente, por ser novedosos y “extraños” nos cuestan un potosí. Pero estaréis con nosotras, que en España somos unos privilegiados porque nuestras huertas, nuestros mares, nuestras ganaderías... están repletas de productos maravillosos.
Pues con esta idea nace “De Norte a Sur”. Desde ¿Cuántas horas tiene el dia? en Asturias y desde Un poquito de Rocío en Cádiz, pretendemos hacer una recopilación de las recetas más tradicionales, las que se preparan en las fiestas, en las celebraciones o en el día a día de este nuestro gran país.
Para eso, necesitamos de vuestra colaboración. El día 10 de cada mes, propondremos una receta de cada una de las comunidades, islas y ciudades autónomas. Nosotras dos prepararemos la receta y os la enseñaremos ese día.

Habrá varias formas de colaborar en el proyecto:
•Realizando vuestra propia versión de la receta que proponemos
•Preparar una receta típica del lugar que proponemos ese mes
•Enviarnos por correo o dejando un comentario alguna receta que os gustaría que apareciera en este recopilatorio.

No queremos presionar a nadie con una fecha de publicación, así que tendréis todo el mes para prepararla y publicarla en vuestros blogs. La idea es recopilar la cantidad de versiones y de interpretaciones que una receta puede tener dependiendo de la comunidad donde se prepare o del cocinillas que se ponga en los fogones.
Por nuestro lado, intentaremos buscar la historia de la receta, si vosotros queréis podéis aportar información y si la receta es otra distinta a la que proponemos también nos podéis contar lo que os apetezca de ella.
Cuando publiquéis la receta, nos gustaría que dejarais un comentario con el enlace en nuestros blogs (con uno de los dos blogs es suficiente) para así poder seguiros a todos y en vuestro blog comentéis que es para el proyecto “De Norte a Sur”.
Si no tenéis blog también se puede participar. Nos enviáis un correo a denortesur@gmail.com con la receta, al menos una foto y el lugar desde donde la mandáis.
El día 10 del siguiente mes, publicaremos una nueva receta, junto con el resumen de todos los blogs que han querido colaborar.
También nos podéis encontrar en facebook pinchando en el logo

Cuando consigamos tener una receta de cada uno de los lugares, publicaremos un e-book con todas ellas.
Esperamos que os parezca interesante el proyecto y que os animéis a colaborar con nosotras.
Desde aquí ¡mil gracias a todos!. La primera receta aparecerá el próximo 10 de octubre

lunes, 12 de septiembre de 2011

HI-HAT CUPCAKES

   Poco a poco voy haciendo recetas de mis favoritos, el problema es que no salen en la misma proporción que entran en el ordenador, aunque mi intención es probarlas todas.
   Esta es una de la larga lista, y estaba de las primeras. Lo ví a Ingrid del blog My Lovely Food  aunque la receta original parece ser de Martha Stewart.
   Es una receta en apariencia complicada,  muffins de chocolate, con un frosting de merengue bañado en chocolate,  pero no es para tanto, el truco está en que te quede perfecto el merengue.

      Para hacer los muffins:  Batimos 140 gr de mantequilla con 200 gr de azúcar, hasta que blanquee, entonces le añadimos dos huevos, primero uno y cuando esté totalmente integrado le ponemos el otro. (OJO: la mantequilla y los huevos tienen que estar a temperatura ambiente). Entonces le agregamos una cucharadita de esencia de chocolate (opcional). Tamizamos 210 gr de harina tamizada, junto con una cucharada de levadura y 3 cucharadas soperas de cacao desgrasado (yo uso Valor).
   Cuando esté todo bien mezclado, preparamos la bandeja de los muffins con las cápsulas y las rellenamos 2/3 partes. Metemos en el horno que está precalentado a 180º y horneamos unos 20-25 minutos (dependiendo del horno)
  
   Para el merengue: Hice un merengue suizo que es que el suelo utilizar, poniendo 3 claras de huevo (las uso pasteurizadas de las que venden en Mercadona) en un cazo, junto con 200 gr de azúcar y unas gotas de limón, al baño María. Batimos con unas varillas unos 5 minutos, hasta que se disuelva el azúcar, sin que el agua que tenemos debajo llegue a hervir. Después montamos en la batidora eléctrica unos 15 minutos, hasta que el merengue forme picos.

   Cuando los muffins estén fríos, hacemos un agujerito en el centro usando un descorazonador de fruta por ejemplo y rellenamos con un poco de merengue que tendremos metido en la manga pastelera sin boquilla. Esto hará que después el resto del merengue quede bien pegado.
   Cubrimos de merengue en círculo como un cucurucho y los metemos en la nevera una media hora para que se seque.
   Mientras ponemos una tableta de chocolate negro (yo uso Nestlé postres) troceado, en un cuenco al microondas un minuto. Removemos y terminamos de deshacerlo con el calor residual. 
   Sacamos los cupcakes de la nevera y... ahora viene lo bueno, los bañamos en el chocolate. Los cogemos por debajo, le damos la vuelta y los introducimos en chocolate para que cubra todo el merengue. No os preocupeis, no se cae el merengue, si está bien hecho y quedó completamente duro, todo irá bien.
   Escurrimos el sobrante, ponemos en posición normal y así uno detrás de otro.  Cuando estén todos, los volvemos a meter en el frigorífico una hora por lo menos para que se endurezca el chocolate.
    Probadlos y ya me contareis, desde luego no os vais a arrepentir de su sabor, son estupendos.

viernes, 9 de septiembre de 2011

TARTA DE MASCARPONE CON ARANDANOS

  
    Ya estoy de vuelta. Terminó el "relax" y volvemos a la rutina, que para los que tenemos hijos comienza con la vuelta al cole. Y aunque yo empecé a trabajar de nuevo el lunes, he entrecomillado relax, porque en esta semana no he parado. Estuve haciendo las tartas de cumple de mis niños, que celebramos ayer. Pero eso os lo enseñaré otro día, de momento os voy a dejar una receta todavía refrescante, que hice hace algunos días.



   Esta tarta ha surgido por aprovechar unas galletas que compré porque eran bajas en calorías y no nos han gustado mucho. Así que como está claro que lo que le faltaban a estas galletas eran precisamente eso, las calorías, pues he decidido ponérselas. El resultado ha sido perfecto y los niños se la han comido encantados. Además tenía un bote de arándanos en conserva comprado en el supermercado Aldi, y lo compré sin saber muy bien en que usarlo, (es uno de esos productos que os he contado que se me tiran al carro sin que yo pueda hacer nada) así que pensé que le vendría estupendo a esta tarta.

   Trituramos las galletas (las que he usado son de esas light que tienen fruta y fibra, vienen en paquetes individuales y puse 6 paquetitos) con 50 g de mantequilla a temperatura ambiente (tengo que decir que han estado en el ambiente 5 minutos y con el calor que hace ya estaba practicamente derretidas).
   Forramos un molde con film transparente y extendemos la masa de galletas al fondo. Dejamos enfriando en la nevera.
   Montamos 400 ml de nata con 2 cucharadas de azúcar glass. Mientras remojamos 4 hojas de gelatina neutra en agua fría y ponemos un poco de nata a calentar al fuego, cuando rompa a hervir le añadimos las hojas de gelatina escurridas, disolvemos y apartamos.
   Cuando la nata esté montada, le vamos agregando a cucharadas 350 g de mascarpone, poco a poco hasta que esté completamente integrado. Después le ponemos la nata que tenemos apartada con la gelatina.
   Vertemos esta mezcla en el molde encima de las galletas y metemos en el congelador.
   Por último, diluimos un sobre de gelatina neutra en una tacita con un dedito de agua. Ponemos el líquido del tarro de arándanos en conserva a calentar y cuando empiece a hervir, retiramos y le echamos la taza de agua con gelatina. Dejamos templar.

   Sacamos el molde del congelador, ponemos la mezcla anterior encima junto con los frutos y conservamos en la nevera mínimo 2 horas.
    Receta de aprovechamiento donde las haya (porque no os lo he contado pero el mascarpone estaba a punto de caducar) y encima estaba riquísima, que más puedo pedir? Pues que la probéis!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...