ATENCION: SI AL ENTRAR AQUÍ VES LOS TEXTOS EN UNA LETRA CURSIVA HORRIBLE Y DIFICIL DE LEER, ACTUALIZA LA PAGINA DANDOLE A INICIO O A F5

lunes, 31 de octubre de 2011

DEDOS DE BRUJA


 
   Este plato lo hice el año pasado para la fiesta de Halloween a la que vamos todos los años, en la que los asistentes llevan un plato. Me pareció divertida y original y fue un gran éxito. La hice con la ayuda de mis niños y se la ví por primera a vez a una amiga y gran cocinera del foro de Fussioncook  Ana del blog  la cocina de conluana
   Hoy en día ya  es un clásico en la blogsfera, pero quería reeditarla este año para poner la receta. Esta que veis en la foto, son las que he llevado hoy a mis compañeros del trabajo, y con la que me despido de Halloween hasta el año que viene.

 

   Aquí os dejo la receta:
   Mezclamos 100 g de mantequilla derretida, con 100 g de azúcar hasta que blanquee, le añadimos 2 huevos medianos y batimos hasta que se integren, después ponemos 1 cucharadita de esencia de almendra o vainilla, y una pizca de sal. Entonces empezamos a añadir a cucharadas 300 g de harina de repostería, hasta que hagamos una masa que no se nos pegue a las manos.
   Precalentamos el horno, ponemos un papel vegetal en la bandeja y vamos cogiendo porciones más o menos iguales de masa, hacemos un rulo del tamaño de un dedo y lo ponemos en la bandeja. Cogemos una almendra cruda pelada y se la ponemos en una punta para formar la uña. Con un cuchillo bien afilado hacemos los cortes para simular los nudillos del dedo.
   Horneamos a 180º hasta que empiecen a dorarse, unos 12 minutos dependiendo de la marcha que tengan vuestros hornos. Cuando estén listos, la sacamos a una rejilla y les vamos quitando las almendras una a una (ponemos cada una delante de su dedito para que después encaje perfectamente) y las pintamos con mermelada de fresa, después le volvemos a poner su almendra. Por último introducimos en la mermelada cada dedo por el lado opuesto a la almendra, para que parezcan recién cortados.


sábado, 29 de octubre de 2011

OJOS DE MONSTRUO


  Seguimos con platitos para Halloween, esta vez un entrante. El año pasado preparé las momias y este año se me ocurrieron estos ojos, que a lo mejor ya estaban inventados, pero yo concretamente esta no la he visto en ningún sitio. Aunque es tan sencilla que posiblemente ya existía, qué dificil es innovar en la cocina!


   Hervimos huevos en agua con sal unos 12 minutos. Los dejamos enfriar completamente. Los partimos por la mitad a lo largo y le ponemos un poquito de sal. Les damos la vuelta dejando la parte lisa pegada al plato.
   Cortamos unas aceitunas negras sin hueso en rodajitas y las ponemos encima del huevo. Para las venas sangrantes, he usado ketchup, pero para que salieran de un grosor no demasiado ancho, cogí un par de bolsitas de las de hamburgueseria (esas que nos ponen en los pedidos del McD. o BK y nos echan 500 para un bocata y al final van rodando por nuestra nevera... pues esas) y les corté un piquito muy pequeño, de forma que lo manejas como un rotulador.
   Para dar aspecto de enfado, puse unos trocitos de apio como cejas (que a mis niños además les gusta crudo). Listo! qué facilito no?

viernes, 28 de octubre de 2011

TUMBAS DE BROWNIE Y GALLETA



   Llega Halloween! es decir, una ocasión perfecta para preparar un plato especial, porque aunque esta fiesta no ha sido nunca típica de nuestro país, (en Ceuta celebramos el 1 de noviembre con el "Día de la mochila" donde todos se van a comer al campo, sobre todo frutos secos) se ha puesto últimamente tan de moda, que poco a poco nos vamos haciendo con ella y a los que nos gusta la cocina, además tenemos excusa para recrearnos un poco haciendo recetas divertidas.

  
   Esta es mi aportación al concurso de este mes de Film&Food, donde el tema evidentemente era halloween y teníamos que elegir entre susto o trato. Yo elegí susto y me tocó hacer tumbas de brownie.
   Para el brownie he usado una receta que me envió Cristina al concurso de chocolate y os tengo que decir que está maravillosa, tiene una textura increible y es super fácil de hacer.

  
   En un bol ponemos 90 g de mantequilla con 200 g de chocolate negro y lo metemos al microondas un minuto, sacamos y removemos bien hasta que se deshaga todo el chocolate. Batimos 2 huevos y lo mezclamos con el chocolate. Cuando esté totalmente integrado empezamos a poner a cucharadas 200 g de azúcar, cuando la terminemos le agregamos 90 g de harina, sin batir demasiado, sólo para que se mezcle. Por último ponemos 50 g de nueces, removemos bien y vertemos en un molde (no muy grande) previamente pulverizado de aceite.
   Con el horno precalentado a 180º, horneamos 30 minutos.
   Cuando lo pinchemos y salga seco, estará listo. Sacamos del horno y dejamos enfriar en el molde.



   Como vereis, además de las tumbas, se coló un fantasma que volaba entre ellas mientras hacía las fotos. Para las galletas, he usado la masa básica que suelo utilizar para las galletas decoradas y que os conté aquí.
   Después sólo es poner imaginación decorando con glassé real.

jueves, 27 de octubre de 2011

GALLETAS PARA DECORAR. RECETA BÁSICA.

   
  Para el cumple de mis hijos, en lugar de dar chuches a los niños al terminar, decidí que era más sano dar galletas decoradas. Así que en medio de todo el follón de hacer las tartas con sus respectivos modelados, me puse a hacer una masa básica de galletas que me parece perfecta para decorar con fondant. 
    En este caso hice las letras de los nombres de mis niños, y después puse una pieza de la misma letra en fondant encima, pegada con un poco de mermelada de fresa. Y por último,  en cada letra puse el nombre de Carlos o de Paula (según correspondiera a uno u otro) con la imprenta brigitte, que estaba loca por estrenar.
   Aquí ya todas empaquetadas con sus lacitos a juego, dispuestas para entregar. Sólo os digo que a los niños les encantó la idea, y a las mamis también.

   Os dejo la receta que usé.
   Ponemos 125 g de mantequilla a temperatura ambiente a batir en el robot a velocidad media un par de minutos. Con una espátula bajamos todo lo que se ha quedado pegado en las paredes y le añadimos 50 g de azúcar (mejor si ponemos glass, quedan más lisas) y seguimos batiendo. Cuando haya blanqueado la mantequilla y no se note el azúcar, echamos un huevo a la mezcla y seguimos batiendo hasta que esté completamente integrado. Entonces le ponemos una cucharadita pequeña de la esencia que elijamos (en este caso puse vainilla) y después le vamos poniendo a cucharadas 300 gr de harina de trigo.
   Cuando esté todo mezclado, hacemos una bola, envolvemos en film transparente y guardamos en la nevera al menos una hora, (aunque si las haceis el día antes, mejor). Ya está preparada para estirar, cortar y hornear a 180º unos 8-10 minutos.
   Hay que dejarlas enfriar completamente en una rejilla, antes de decorarlas.

martes, 25 de octubre de 2011

BRIOCHES

 
  Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de octubre nos invita a preparar un bollo clásico francés: un brioche
   
    Hay miles de versiones de este bollo y a mí personalmente me gustan todas, aunque suelo ir variando para probar diferentes formas de hacerlo. En este caso he cogido prestada la receta del libro "El libro de Cocina" que tiene unas recetas fabulosas y la mayoría muy sencillas.

 
   Mezclamos 500 g de harina blanca de fuerza con 100 g de azúcar extrafino (yo puse azúcar Caster), un sobre de levadura seca de panadería y dos cucharaditas de sal.
  Ponemos en el robot o amasadora (yo la kenwood con el gancho en forma de K) 3 huevos a temperatura ambiente y 100 ml de leche templada un minuto en el microondas, mezclamos y agregamos 175 g de mantequilla sin sal y batimos. Después vamos poniendo la mezcla de la harina a cucharadas hasta que se forme una masa que no se pegue a las manos demasiado.
   Ponemos la masa en un cuenco ligeramente engrasado, tapamos con un film transparente también engrasado y dejamos que leve el doble de su tamaño.  
   Pasado este tiempo, sacamos la masa, la ponemos en una superficie ligeramente enharinada y volvemos a amasar de nuevo a mano para sacarle el aire. Repartimos la masa haciendo 12 bolas del mismo tamaño y otras 12 más pequeñas.
   Engrasamos una fuente de muffins o magdalenas y vamos poniendo las bolas más grandes y encima una pequeñita, cuando acabemos con todos los huecos, volvemos a dejar que doblen su tamaño con el film puesto encima, aproximadamente 30-40 minutos.  Después precalentamos el horno a 170º, pintamos nuestros brioches con huevo batido y les ponemos un poco de azúcar encima en el centro. Horneamos hasta que se doren. 



 

domingo, 23 de octubre de 2011

GALLETAS CON PISTOLA

   Bueno pues sí, caí nuevamente en la tentación, lo admito.  Fué enterarme por kanela y limón que sacaban a la venta la pistola de galletas y ya no podía pensar en otra cosa, es como una fuerza que me empuja a estar en la puerta del super a las 9.15h que no puedo controlar. Y te abres paso entre la gente, vas a grandes zancadas hasta que llegas a los expositores (da apuro correr en un Lidl como si fueran las rebajas del Corte Inglés, pero a veces ganas dan, para que negarlo) y te lanzas al tesoro para pillarlo antes que la que ha llegado 2 segundos antes que tú, te lo vaya a quitar en tu cara, porque seguro que esta viene con la misma idea que tú, a por la "joya de la corona de hoy" LA PISTOLA PARA GALLETAS.
   Claro, lo malo es que la pilla y ya, relajada y con la caja bien pegadita al pecho, te pones a mirar como la que no quiere la cosa y terminas cogiendo, dos moldes de silicona (uno con agujerito tipo donut y otro de girasoles) un libro de recetas fáciles, un paté raro, preparado para pan y un bote gigante de nutella.
   Eso si, sales con una cara de felicidad... Conseguido! Tengo la pistola.
   Ahora lo normal al llegar a casa es guardarlo todo y olvidarlo por un tiempo, pero esta vez no, tantas ganas tenía del aparatito en cuestión, que esa misma tarde me puse a hacer galletas o pastas de té. Aunque las fotos que os pongo, son de las que quedaron.
   La receta por supuesto la cogí de la culpable de toda esta historia Cris de Kanela y Limón. Ella tiene un magnífico paso a paso de la receta, yo os la voy a poner y como sé que la mitad de la plantilla de mi trabajo ha caido también en la tentación de la pistola, deciros algo muy importante: Esta masa es más pegajosa que una masa de galletas normal, y es así precisamente para que salga de la pistola. Es decir, la pistola la teneis que poner en perpendicular a la bandeja del horno directamente, sin nada más, importante: no poner papel absorvente, ni harina, ni lámina de silicona ni nada de nada. Cris las hizo con la silicona, pero a mí me fue imposible. Sólo cuando las puse directamente en la bandeja empezaron a salir.
   Batimos 340 g de mantequilla sin sal, con 240 g de azúcar. Cuando tengamos una mezcla blanquecina, le ponemos una cucharada de esencia de vainilla y 2 cucharadas de leche. Seguimos batiendo y cuando esté bien mezclado le añadimos un huevo que esté a temperatura ambiente. Parecerá que la mezcla se corta, pero seguimos batiendo un par de minutos hasta que se integre y entonces empezamos a ponerle a cucharadas 525 g de harina de repostería mezclada con una cucharadita de levadura. Poco a poco para que dé tiempo a mezclarse bien.
   Nos quedará una mezcla pegajosa, que metemos en la pistola con la boquilla que nos guste, aunque advierto que con esta cantidad dá para muuuuchas galletas, así que podreis usas todas las boquillas que trae.
   Precalentamos el horno a 170º (calor arriba y abajo) y disparamos una tanda entera de masa en la bandeja. Horneamos hasta que empiecen a dorarse, unos 10 minutos. Mientras vamos preparando otra bandeja.
   Cuando las sacamos las ponemos con cuidado en una rejilla para que se enfrien, salen muy blanditas, pero en 2 minutos están frias, crujientes y riquísimas. Y ya a decorar con chocolate por ejemplo, yo a algunas antes de meter al horno, les puse una guinda, a otras con una punta del cuchillo un poco de mermelada, y a otras chocolate derretido. A que dan ganas de disparar?

viernes, 21 de octubre de 2011

LOMO AL PEPE



   En Ceuta hay una pizzería llamada D'Armando y yo siempre que iba me pedía este plato, que me encanta y claro de tanto probarlo, terminó saliendo. Lo hago hace años y os lo recomiendo, porque con pocos ingredientes haceis un plato completísimo.
   Para hacerlo he usado un aceite virgen extra del magnífico lote que me ha enviado Hojiblanca.
   Han tenido la amabilidad de hacerme llegar siete de sus especialidades, y tengo que decir que las que he probado hasta ahora son magníficas. Una simple tortilla de patatas cambia muchísimo el sabor dependiendo si el aceite que usas es de calidad, y Hojiblanca la tiene sin duda.



   Para hacer esta receta para dos personas necesitamos: un solomillo de cerdo, 400 g de pasta (de tamaño medio), 40 ml de coñac,  un brick de nata para cocinar, una cucharadita de bovril, sal y pimienta.
   Hervimos la pasta en agua con sal y reservamos.

  Cortamos el solomillo en rodajas (ni muy finas ni demasiado gruesas), salpimentamos y ponemos en una cazuela con un fondo de aceite de oliva virgen extra Hojiblanca ya caliente. Lo doramos un poco por ambas caras y apartamos. En ese mismo aceite, saltearemos la pasta, vertemos el brick de nata y el coñac. Mezclamos la salsa, ponemos la cucharadita de bovril y dejamos reducir unos 5 minutos.
  



miércoles, 19 de octubre de 2011

PAN DE MOLDE

   Pues nada, lo que hago siempre, me compro las cosas con urgencia porque lo "necesito" y después se quedan en barbecho un montón de tiempo, hasta que de repente un día lo uso.
   Eso me pasó con el molde que me compré en El Amasadero para hacer pan de idem con la marca de las rebanadas, el más grande que había eso sí y eso que en casa somos cuatro, pero no me digais que no es una monada. Por supuesto compré otras cositas, que ya irán saliendo.
   Cuando ví la receta que puso Isabel de La cocina de Frabisa lo tuve claro, con este pan atómico iba a estrenar mi molde. Como le dije a ella, me encantó nada más verla y con las preciosas fotos que puso y lo atenta que fué, me convenció. Así que para ella va, que además está de sorteo por sus 500 seguidores, pinchad y vereis.
   Ponemos en la panificadora 350 ml de leche a temperatura ambiente, donde desleímos 15 g de levadura fresca, 30 g de sirope de arce, 25 g de mantequilla derretida, una cucharadita y media de sal. Encima ponemos 250 g de harina de fuerza y 250 g de harina de repostería. Programamos para amasar 15 minutos, la dejamos reposar 10 minutos y repetimos esta operación dos veces más.
   Pasado este tiempo, sacamos la masa de la panificadora y la ponemos en un cuenco enharinado, espolvoreamos con harina y tapamos con un paño. Dejamos levar 30 minutos.
   Después enharinamos la superficie de trabajo y amasamos a mano. Fabrisa pone un enlace para que veamos la manera correcta de hacerlo y explica que es importante esta parte para que después salga bien.
   Pulverizamos el molde con un poco de aceite y ponemos la masa dentro, dejándola hasta que duplique su tamaño. Como mi molde tiene tapa (para que salga cuadrado), no lo pinté con leche para que se dorara.
   Precalentamos el horno y metemos el molde dentro a 180º unos 40 minutos.
   Tengo que decir que el resultado es buenísimo, aunque acostumbrada a que todo el esfuerzo lo haga la panificadora, me ha resultado algo trabajoso, pero de vez en cuando...
   

lunes, 17 de octubre de 2011

TORTILLA EN HOJALDRE

  
Receta sencilla donde las haya. Tanto que es de esas que no sabes como no la hace todo el mundo de toda la vida, con un resultado perfecto si eres como yo, fan nº 1 del hojaldre.
   Llegó a mi casa de la mano de Conchi del blog Las tres C y tal como la ví, supe que la haría en breve, y no será sólo una vez, os lo aseguro.

   Pelamos, cortamos, salamos y freimos en aceite de oliva, 4 patatas medianas y 1 cebolla para tortilla. Cuando estén listas las sacamos y mezclamos con 4 huevos grandes batidos.
   Extendemos una lámina de hojaldre en una bandeja de horno, forrada previamente con un papel vegetal y ponemos a precalentar el horno a 180º. Subimos los bordes y vertemos la mezcla de patatas y huevo dentro, extendemos por toda la superficie y cubrimos con otra lámina de hojaldre, sellando los filos. Pintamos con huevo batido y metemos a hornear hasta que se dore, unos 30 minutos.
    Perdonad por las fotos, pero la hice para la cena y la luz era horrible. De todas formas para verla mejor, lo que teneis que hacer es cocinarla y ya me contareis.

sábado, 15 de octubre de 2011

DE POSTRE: PATATAS FRITAS Y HUEVO!

 
   Con algunos niños hay que tener imaginación a la hora de la comida, porque no les gusta la fruta, las verduras, etc. No es el caso de los mios, tengo que decirlo, en eso han salido a sus padres y se comen hasta las piedras si hace falta, son de lo más agradecidos y todo lo que comen, es lo mejor que han comido hasta ese momento ;)  Por eso yo les llamo mis "pollitos".
   Y como yo aumento de peso con cada uno de sus piropos, pues intento hacerles cositas divertidas y encima consigo casi que me hagan la ola, con lo cual me pongo que me salgo de mis pellejos. Me encanta!

  
   Así que cuando ví la temática del concurso que propone Isabel de La cocina de morenisa, inmediatamente me apunté y tuve clarísimo que iba a participar, porque hay que hacer recetas divertidas para niños. Si pinchais en el preciosisimo logo que ha puesto para el concurso, os llevará a la entrada en que explica las bases y premios. Teneis hasta el día 11 de noviembre.

    La receta no puede ser más sencilla. Para dos pollitos sólo necesitamos un yogurt de coco, 2 mitades de melocotón en almíbar y una manzana.
   Batimos el yogurt con una cuchara y ponemos un par de cucharadas en cada plato, encima con cuidado le ponemos a modo de yema medio melocotón, al que previamente habremos secado el almíbar con un papel de cocina. Pelamos la manzana y la cortamos como si fueran las patatas fritas. Listo!

  

martes, 11 de octubre de 2011

BIZCOCHO DE CHOCOLATE



   Un bizcocho básico en mi recetario, que suelo utilizar para tartas o para una urgencia, (porque yo tengo de vez en cuando una urgencia culinaria y tengo que ponerme como una loca a hacer algún dulce, vosotros también no?), porque este concretamente, se hace en un momento.
  

   Ponemos en el bol de la batidora 3 huevos, una natilla de chocolate, y usando como medidor el vaso vacío de la natilla, agregamos una medida de aceite de girasol, 2 medidas de azúcar y 3 de harina bizcochona, medio sobre de levadura y una cucharadita de esencia de chocolate (opcional). Batimos hasta que quede una mezcla homogénea. 

  Ponemos a precalentar el horno a 180º y mientras troceamos 150 g de chocolate negro que añadimos a la mezcla anterior, mezclando con una cuchara.
   Engrasamos o pulverizamos de aceite un molde y vertemos la masa.


   Horneamos unos 40 minutos aproximadamente, hasta que al pincharlo hasta el fondo, salga seco (yo uso un pincho de pinchitos). El tiempo ya sabeis que depende de la marcha que tenga vuestro horno.
   Importante: No abrais el horno hasta que el bizcocho esté dorándose, si lo haceis se vendrá abajo o se hundirá por el centro. Sólo teneis que abrirlo cuando penseis que ya tiene pinta de estar hecho, para pincharlo, antes nunca.

lunes, 10 de octubre de 2011

DE NORTE A SUR. AJOBLANCO

  
   Hoy empezamos este proyecto, con toda la ilusión y para empezar, hemos decidido hacer una receta típica malagueña. Mi madre es de Málaga, mi marido también y es una tierra a la que estoy muy unida desde pequeña.
  
   Es un plato veraniego, ya que se sirve muy frío, parecido en su elaboración al gazpacho, pero sin sus verduras y como ingrediente principal lleva almendras. De origen humilde y con ingredientes muy comunes en la antigüedad, por lo que se sabe que pudo haber tenido sus comienzos en la gastronomía romana.
   Es típico en varias provincias andaluzas, aunque en cada una le dan un toque diferente y el punto de espesor depende del gusto de cada uno. También se toma en Extremadura y hay sitios donde se presenta tan espeso que se usa para untar en pan.
   El que aquí os presento es el de Málaga, que se suele acompañar de uvas (a ser posible moscatel). Un plato diferente e interesante que os aconsejo probar.

   Ponemos en un bol profundo 300 g de almendras crudas peladas, le añadimos 2 ó 3 dientes de ajo (no muy grandes), 150 g de miga de pan  (a ser posible pan de pueblo, pero no de masa dura), 100 ml de aceite de oliva virgen sal, 40 ml de vinagre y 40 ml de agua. Batimos con toda la paciencia del mundo, hasta que estén las almendras totalmente trituradas, y empezamos a añadir agua poco a poco hasta que quede de la consistencia que queramos. Dejamos enfriando en la nevera hasta el momento de servir (se le puede poner incluso unos cubitos de hielo).

   Antes de servir decoramos por encima con un puñado de uvas.


   Tened en cuenta que es una sopa fría, si se toma demasiado espesa puede resultar pesada. Pero os puedo asegurar que en pleno verano es un plato deliciosamente refrescante, eso sí, una bomba calórica, aunque ya sabeis que una vez al año....

 
   Ya sabeis que hasta el 30 de octubre podeis participar enviando vuestras propuestas, y dejandolas en el blog "De Norte a Sur", si pinchais en la primera foto os llevará directamente. No es obligatorio, pero nos haría mucha ilusión ver lo que os apetece preparar, este mes de Málaga.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...