ATENCION: SI AL ENTRAR AQUÍ VES LOS TEXTOS EN UNA LETRA CURSIVA HORRIBLE Y DIFICIL DE LEER, ACTUALIZA LA PAGINA DANDOLE A INICIO O A F5

viernes, 25 de mayo de 2012

ZEBRA CAKE


Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Mayo nos invita a preparar un Zebra Cake (Pastel Cebra)
 
  
   En varias ocasiones había hecho bizcochos rallados tipo mármol, pero cuando ví el zebra cake, me encantó su aspecto atigrado y muy curiosa su sencilla elaboración para que tuviera este aspecto final. 
   En el bizcocho amarmolado, haces una masa, que divides en dos partes, a una le pones cacao y a otra no, se echan las los mezclas en un molde y se remueven con cuidado con un palito sin que se lleguen a mezclar. Esta se pone a cucharadas siempre en el centro, dos de la clara, una de cacao, quedando este maravilloso corte. Os animo a hacerlo, el domingo tuve la merienda lista en una hora.


   Batimos 4 huevos con 250 g de azúcar unos minutos hasta que blanquee. Añadimos poco a poco 200 ml de aceite de girasol, después ponemos 250 ml de leche, media cucharadita de esencia de vainilla y seguimos batiendo.
   Aparte pesamos 300 g de harina y una cucharada de levadura, mezclamos, tamizamos y lo vamos añadiendo a la mezcla anterior a cucharadas mientras seguimos batiendo a menos velocidad, para que se mezcle todo bien.
   Después separamos una tercera parte de la mezcla en un bol y le añadimos 2 cucharadas soperas de cacao Valor desgrasado y volvemos a mezclar bien.
   Precalentamos el horno a 180º, pulverizamos un molde redondo (o lo engrasamos) y ponemos en el centro dos cucharadas soperas de la mezcla de vainilla, después otra vez en el centro una cucharada sopera de la mezcla de cacao, así sucesivamente hasta terminar las masas, siempre poniendo las cucharadas en el centro.
   Metemos en el horno unos 40 minutos. Cuando al pincharlo esté hecho, sacamos del horno y lo dejamos templar en el molde, después lo pasamos a una rejilla a terminar de enfriar y decoramos a nuestro gusto para servir. El mío con un poco de chocolate derretido un minuto en el microondas, bien extendido por encima.


   Sale un bizcocho ultra esponjoso y delicioso de sabor, animaos a probarlo es realmente fácil.

miércoles, 23 de mayo de 2012

CREMA PASTELERA EXPRESS



   Este es otro de esos básicos con los que yo siempre estuve muy equivocada. Me decían crema pastelera, y mi subconciente lo transformaba en un sobre de natillas diluido en menos cantidad de leche de la que pone en las instrucciones del envase. De esto hace ya mucho tiempo, pero ahora lo pienso y me rio, porque en hacer una buena crema pastelera se tarda casi lo mismo y el resultado no tiene comparación. Y como sé que hay mucha gente que piensa en ese sobre de natillas (no miro a nadie Aurora), he decidido poner este básico.


   Yo despues de haber probado varias formas de hacerla, he ido tuneando una express que me da el resultado perfecto, mezcla de unos y otros. Cogemos 500 ml de leche y separamos medio vaso, en el que disolvemos con una cuchara 50 g de maicena. Ponemos en un bol la leche restante, le añadimos la leche con maicena diluida, 3 yemas de huevo grandes, 100 g de azúcar, 1 sobre de azúcar avainillado y una vaina de vainilla [que previamente cortamos a lo largo, le sacamos con la punta del cuchillo la semilla y la ponemos en la leche]. Batimos todo con la batidora y pasamos a un cazo al fuego, removiendo con un cuchara de madera hasta que espese, aproximadamente unos 5-7 minutos. Reservamos.


   Si no la vamos a usar de momento, cuando esté fria, la tapamos con film transparente para que no se reseque la capa de encima y a la nevera, aunque yo suelo usarla templada que es como mejor se maneja.
   Reedito para aclararos que me cuenta Isabel de La cocina de Frabisa que en caso de taparla con film tiene que ser cuando aún está caliente porque si esperamos a que enfrie del todo, ya se reseca. Yo suelo hacerla para usar en el momento, y si la he tapado alguna vez, lo he hecho cuando estaba enfriandose para que no se humedezca el plástico y gotee, aunque supongo que eso se arregla haciendo unos boquetitos para que respire. Así que ahí os lo dejo, y le doy las gracias a Isabel por su consejo.

lunes, 21 de mayo de 2012

POLLO ESPECIADO T.A.

  

    SI, tengo nueva maquinita. Es otra Fussion Cook, pero la nueva y mejorada (si eso era posible) Touch Advance. Desde que la vi fue un flechazo a primera vista y como no podía dejar de pensar en ella (resistí cuanto pude) al final terminó cayendo en mis manos. Tengo que decir que estoy encantadisima, y que trae un recetario de lo más completito, de donde he sacado esta receta que he tuneado un poco con los ingredientes que tenía en casa, pero que como siempre digo NO OS HACE FALTA NINGUNA MAQUINA ESPECIAL para hacer ninguna receta, una cazuela es más que suficiente, aunque si teneis una fussion cook, podeis dejar la comida programada el día antes y comer un plato recién hecho cuando llegues del trabajo, para eso es ideal. Pero si no la tienes, haces la receta tal cual al fuego y chin pun, ya verás que rica está.


   Usé 1 kg de muslos y contramuslos cortados en trozos pequeños. Ponemos en la cubeta de la fussion (o en una cazuela) una cucharada de aceite de oliva a calentar y encendemos el botón start. Rehogamos una cebolleta picada y una zanahoria pelada y cortada en rodajitas. Añadimos los trozos de pollo, removemos,  salpimentamos y añadimos espolvoreando por encima una cucharadita de comino, una cucharadita de curry, una cucharadita de orégano y una cucharadita de pimentón picante. Removemos bien. En un vaso con 60 ml de salsa de soja desleimos una cucharada de maicena, la añadimos a la cubeta y le ponemos 60 ml de tomate triturado, mezclamos todo, anulamos el menú freir y programamos en menú carne. (Dejamos cocer hasta que reduzca la salsa unos 20 minutos)

miércoles, 16 de mayo de 2012

LACITOS IMPRESIONANTES DE HOJALDRE


   Los he llamado impresionantes, para llamar vuestra atención y animaros a que los hagais, porque es una receta especialmente fácil (mirad los ingredientes que lleva) con un resultado maravilloso, en sólo 20 minutos.

   Ya sabeis que yo no soy imparcial con respecto al hojaldre, soy su fan número 1 y receta que veo, receta que pruebo tarde o temprano. Pero estos lacitos no es que lo diga yo, es que he hecho una laaarga investigación y vereis que antes que yo lo decían, Mesilda de La cocina de Mesilda,  que lo sacó del blog de Nuria y Reme  Menú cocina de casa, que lo habían cogido de María de El pato de Chocolate, de quién también decidió a su vez probarla Mar de Las recetas de Mar, que después fue copiada por Susana de Preferiblemente Dulce, y entonces lo vió  Ana Mª de Las recetas de Manans que también se decidió hacerlos. 
   Y ahí llegué yo! dispuesta a seguir esta incesante cadena, para que no nos traiga mala suerte y caigamos en 500 años de desgracia por no probar un dulce tan riquísimo ;)


   Cogemos una plancha de hojaldre fresco (el mío de Lidl) lo doblamos por la mitad a lo largo y lo cortamos. Con una plancha me han salido 16 lacitos; en las recetas originales usaban dos planchas de hojaldre, pero yo como me conozco he pensado en hacer sólo una, para no desmadrarme.
    Extendemos encima una capa de leche condensada, y encima de esta una capa de miel, tapamos con la otra mitad del hojaldre y cortamos con cuidado por la mitad a lo largo y después hacemos ocho cortes a lo ancho de forma que nos salgan 16 tiritas dobles.
   Cogemos cada tira por sus extremos y damos una vuelta por el centro para darle la forma de los lacitos. Vamos disponiendo en una bandeja de horno que habremos preparado con un papel vegetal, separándolos un poco entre si.

    Con el horno precalentado a 180º, metemos la bandeja dentro y dejamos unos 15 minutos hasta que empiecen a dorarse y estén hinchados.
   Mientras, preparamos un almíbar con medio vaso de agua y 3 cucharadas soperas de miel, llevamos a ebullición y apartamos para que se temple.
   Cuando salgan los lacitos del horno, los dejamos que enfrien un poco y después los bañamos uno a uno en el almíbar, para terminar espolvoreándolos con azúcar glas.
  

sábado, 12 de mayo de 2012

SOPA DE MARISCO

   
   Esta sopa la ponía mi madre en Navidad. Cuando yo aprendí a hacerla, ya dejó de ser un plato sólo para ocasiones especiales, porque nos gusta tanto que la hago a menudo.
   Ponemos a hervir en litro y medio de agua:  media merluza, con su media cabeza, 1/2 kg de gambones, 1/2 kg de almejas, 1/2 kg de mejillones, con un poco de sal.
   Mientras en una sartén ponemos a calentar una cucharada de aceite de oliva, con un diente de ajo picado y media cebolla picada. Cuando esté pochada le ponemos una lata pequeña de tomate triturado, sal, pimienta y rehogamos.
   Cuando el pescado esté hervido, lo retiramos con una espumadera, y lo limpiamos y desmenuzamos todo. Colamos el caldo y lo ponemos en una olla, le vertemos el refrito que teníamos apartado, todo el pescado y marisco hervido, un paquete de surimi cortado en rodajitas,  un poco de azafrán o colorante alimentario y una pizca de especias de pinchitos. Calentamos todo junto y servimos decorado con un poquito de hierbabuena.


jueves, 10 de mayo de 2012

BIZCOCHO DE ANIS


   Este es otro ejemplo de la utilidad que le estoy dando al precioso molde de Silikomart. Estoy de lo más primaveral, hay flores por todas partes y también en mi cocina gracias a Silikomart. Quería hacer un bizcocho tal cual, para ver el efecto del relieve de las flores, sin ningún añadido y mirad que bonito queda.

   El anís no es uno de esos ingredientes que me apasionen. Atención: no es que no me guste, pero así a primera vista no tenemos un romance muy apasionado. Las cosas que llevan anís no me atraen de atemano, aunque viendo algunas de mis últimas entradas parezca todo lo contrario.  Así que cuando mi amiga Ana me habló hace unos días del bizcocho que había hecho Cristina Kanela y Limón de la señora Orlanda, pues de entrada no me hizo ilusión. Pero claro, ya me dijo que en una semana lo había hecho dos veces (me fio de su gusto) y además de quién venía la receta, ya era demasiado tentador, tanto que no me resistí ni un día. 
   Me fuí al enlace de Cristina y cuando ví las maravillas que hablaba todo el mundo sobre el susodicho bizcocho, supe que tendría que pobrarlo YA. Además todos repetían la receta y claro así, qué voy a hacer?


   Lo aconsejo mucho no, muchíiiisimo. Es un bizcocho que queda perfecto, con un sabor delicioso y una consistencia alucinante. Desde luego que lo voy a repetir y varias veces además.


   Ponemos a precalentar el horno a 180º. Mientras batimos 4 huevos medianos y le vamos añadiendo poco a poco, 100 ml de anís dulce, 50 de aceite de girasol, 250 ml de leche, 400 g de azúcar, 400 g de harina de reposteria, 1 sobre de levadura y la ralladura de un limón.
   Engrasamos un molde, vertemos la mezcla y horneamos durante 50-60 minutos. Cuando al pinchar salga seco, retiramos y dejamos templar unos 10 minutos en el molde. Desmoldamos y dejamos enfriar completamente.

martes, 8 de mayo de 2012

GALLETAS DE MANDARINA



  Hace bastante que no publico galletas, y es que estoy intentando quitarme. Son adictivas por lo ricas que están y lo fáciles que son de hacer. Me preparé con todo un arsenal para empezar con las decoradas, pero sé que en el momento que empice ya no podré parar, así que esperaré a perder los tres kg que me sobran y después,  ya veremos.
   De todas formas mis niños meriendan, es más, meriendan todas las tardes, así que aunque yo sólo he probado dos para poder opinar, me gusta hacerles siempre algo diferente y sano para que coman y disfruten. En esta ocasión me ayudó mi hijo, Carlos, y las hicimos el domingo para el día de la madre.


   Ponemos en el bol del robot 150 g de azúcar Caster (es un grano intermedio entre el azúcar normal y el azúcar glas, aunque podeir usar la que tengais, a mí esta me parece perfecta) y 125 g de mantequilla sin sal y batimos a potencia media hasta que la mezcla blanquee, unos 5 minutos. Después echamos un huevo y seguimos batiendo hasta que esté completamente integrado.
   Mientras tamizamos en un bol aparte 300 g de harina, medio sobre de levadura royal, una pizca de sal y la ralladura de la piel de una mandarina. Exprimimos el zumo de la mandarina en un vasito.
   Vamos poniendo a cucharadas la mezcla de la harina, una a una para que se vayan integrando poco a poco, intercalando con el zumo hasta que lo hayamos terminado todo.

   Metemos esta masa en la nevera al menos media hora tapada con film. Después espolvoreamos la mesa de trabajo con un poco más de harina y extendemos con un rodillo. Dependerá de la cantidad de zumo que tenga vuestra mandarina, a lo mejor tenéis que poner un poco más de harina a la masa.
   Con ayuda de un cortante cualquiera, o un vaso, hacemos las formas y las vamos poniendo en la bandeja con un papel vegetal, mientras tenemos el horno precalentando a 180º. Horneamos unos 10 minutos, mientras preparamos la siguiente bandeja.


    En un bol ponemos 4 barritas de chocolate negro de cobertura (el mío Nestle postres) y lo calentamos en el microondas un minuto a mínima potencia, removemos con una cuchara y ponemos otro minuto más.
   Al sacar las galletas del horno, las ponemos en una rejilla para que se enfríen y con la ayuda de la cuchara las decoramos con unos hilitos de chocolate o mojando un trocito y dejándolas que se enfrien completamente.

sábado, 5 de mayo de 2012

CARACOLAS GIGANTES RELLENAS DE POLLO


    Esta pasta no la había hecho jamás, pero me pareció irresistible cuando la vi, así tan grandota ella e imaginé montones de rellenos mientras se metía en mi carro. Se llama lumaconi, y la compré en Hipercor.
   No suelo poner recetas de pasta, porque creo que es cuestión de imaginación, muchas veces hacemos siempre el mismo plato por costumbre, pero la pasta es un mundo infinito con millones de posibilidades y a mí me gusta salir de la rutina, así que cuando pongo alguna receta de pasta aquí, es porque se sale de lo que hacemos normalmente.


   Para dos personas. Ponemos a hervir 3 contramuslos deshuesados de pollo con una pastilla de caldo concentrado. Podemos aprovechar algunas verduras que tengamos en la nevera y hacer un buen caldo. Cuando estén hervidos (unos 15 min.) reservamos.
   Hacemos una bechamel fácil y hervimos la pasta según las instrucciones del envase, con cuidado de no pasarnos en su cocción, para que queden enteritos.
   Calentamos una cucharada sopera de aceite de oliva en una cazuela y pochamos una cebolla bien picada. Cuando empiece a dorarse, le añadimos los contramulos de pollo cortados en trocitos pequeños. Salpimentamos y agregamos 3 cucharadas de tomate frito y otras 3 cucharadas de bechamel. Mezclamos bien y dejamos templar unos minutos.


   En una fuente de horno extendemos una cucharada o dos de bechamel y vamos rellenando las caracolas con la mezcla que tenemos reservada de pollo. Cubrimos con la bechamel restante y espolvoreamos con queso rallado. Gratinamos en el horno hasta que se dore.



jueves, 3 de mayo de 2012

CUPCAKES PRIMAVERA

  
   Ya sabeis que a mi hija Paula le encanta cocinar conmigo, pues un día Isabel de La cocina de Morenisa puso una receta que tituló Cake pops para Paula, y ella que estaba a mi lado los vió y creyó toda contenta que eran para ella. Cuando se lo conté a Isabel, ella que es un cielo de persona, tuvo el enorme detalle de hacerle a mi niña una entrada dedicada, y se puso a cocinar con Angel su pinche particular para hacer unos cupcakes con gominolas. Ver la cara que puso Paula, no tiene precio, y ella como loca por hacer "su" receta, así que nos pusimos las dos y como las gominolas que teníamos en casa eran nubecitas, pues estos son los cupcakes que nos salieron y que les enviamos con todo el cariño a Isabel y a su hijo Angel.
 
   Para esta ocasión hice unos muffins de vainilla con pepitas de chocolate. Estiré fondant en tres tonos pastel: rosa, celeste y verde. Untamos los muffins con nutella por encima, cubrimos con los círculos de fondant y con un cortante con expulsor con forma de flor pequeña, señalamos todo el filo del círculo. 
   Cortamos unas nubes rosas y blancas con unas tijeras, a lo ancho de forma que vamos haciendo círculos que se quedan alargados por la presión de la tijera. Ponemos un poquito de nutella por un lado de lo que serán los pétalos y vamos pegando en el centro de nuestro cupcake. Para el tallo podemos utilizar un poquito de fondant verde o de tiritas de nubes blancas cortadas a lo largo.


   Para los muffins.  Precalentamos el horno a 200º y forramos con las cápsulas una bandeja para 12 magdalenas. Tamizamos 280 g de harina de repostería con 1 cucharada de levadura (Royal) en un cuenco grande. Añadimos una cucharadita de sal y le ponemos 115 g de azúcar extrafino (yo usé Caster) y 150 g de pepitas de chocolate (las mías de Mercadona).
   En el bol del robot ponemos a batir 2 huevos medianos con 250 ml de leche, una cucharada de extracto de vainilla y 3 cucharadas de aceite de girasol. Cuando esté todo mezclado, empezamos a agregar los sólidos que tenemos reservados a cucharadas poco a poco, para que se vayan integrando.
   Repartimos esta mezcla en las cápsulas, con la ayuda de una cuchara. Metemos en el horno, bajamos la temperatura a 180º y horneamos hasta que suban y empiecen a dorarse, unos 20 minutos.


   Las dejamos enfriar y decoramos como os he explicado arriba. Como os digo siempre cocinar con los niños es una alegría.


martes, 1 de mayo de 2012

BECHAMEL FÁCIL

 

    Esta es de esas recetas básicas tan básicas, que tengo en borradores desde hace mil años y no sabía si publicar porque da la sensación de que todo el mundo sabe hacerla. Pero siempre me acuerdo, que cuando me fui a vivir sola, era de esas que se me resistían cada vez que la intentaba. Yo que cocino desde que tengo uso de razón, cuando intentaba hacer una bechamel que no fuera para croquetas, siempre impepinablemente, me salían grumos. 
   Alguien me dijo hace tiempo que la hiciera con maicena, y efectivamente así no se agolpa, pero yo la hacía a ojo, nunca tomaba medidas, ponía leche a calentar y diluía la maicena en otro poquito de leche con sal y nuez mozcada y después los mezclaba. Hasta que ví el enlace de Trini Altea donde pone exactamente las cantidades y me parece una receta genial para tenerla guardadita, porque es super sencilla, no tendreis ningún problema grumil y se hace en un momento. Probadla y me direis.


   De 500 ml de leche, ponemos 400 ml a calentar en un cazo, y a los otros 100 ml restantes que tenemos en un vaso le echamos una cucharadita rasa de sal, un poco de nuez moscada, pimienta negra molida y una cucharada colmada de maicena. Removemos hasta que se disuelva todo. Cuando la leche que tenemos en el cazo empiece a hervir, vertemos la mezcla del vaso y media cucharadita de mantequilla, y movemos enérgicamente con una cuchara de madera un par de minutos más, (veremos que espesa inmediatamente) para que no tenga sabor a harina.
   Si necesitamos una bechamel ligera, ponemos una cucharada rasa de maicena, y si la queremos bien espesa, ponemos dos cucharadas.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...