ATENCION: SI AL ENTRAR AQUÍ VES LOS TEXTOS EN UNA LETRA CURSIVA HORRIBLE Y DIFICIL DE LEER, ACTUALIZA LA PAGINA DANDOLE A INICIO O A F5

martes, 26 de febrero de 2013

SARDINITAS EN ESCABECHE

 
   Para la receta que os traigo hoy, lo fundamental es usar un buen pimentón, uno de calidad, que es lo que le va a dar el toque especial o no. Realmente el resto de ingredientes es lo de menos, de hecho ni el pescado que usemos es realmente tan importante, queda igual de bien con boquerones, jureles, etc, con cualquier pescadito de freir.

    Desde que conocí el Pimentón de la Vera ahumado La Chinata, tengo que deciros que no he vuelto a comprar otro, realmente le da un sabor especial a las comidas. Cualquier guiso, paella o refrito con este pimentón crece en sabor y le da un gusto delicioso, que cuando los demás lo prueban, no saben porqué pero les sabe diferente y mejor la comida. Con denominación de origen protegida y diferentes variedades.
   Así que cuando de Pimentón La Chinata se pusieron en contacto conmigo para enviarme unas muestras, me puse realmente contenta, por todo lo que os acabo de contar y porque además iba a probar otra variedad que no conocía, el pimentón ahumado picante [este lo probé en un pulpo a feira, que ya tenéis la receta y me gustó aún más].


   Pero como tenía que publicar una receta donde el pimentón fuera el protagonista, este escabeche me pareció el plato ideal, porque es muy sencillo, pero ya os digo que el truco está en este ingrediente, y os aconsejo que probéis con el pimentón ahumado La Chinata y ya me contaréis.


   Limpiamos, lavamos, salamos y enharinamos 500 g de sardinitas. Las freimos en abundante aceite muy caliente. Apartamos dejándolos escurrir de aceite con un papel absorbente. 
   En otra sartén ponemos un fondo de aceite de oliva a calentar, echamos 3 dientes de ajo pelados y cortados en láminas, dos hojas de laurel y freimos. Cuando los ajos empiecen a dorarse retiramos del fuego, ponemos una cucharada de pimentón ahumado dulce La Chinata (fuera del fuego para que no se queme] rehogamos, volvemos a poner al fuego unos segundos para que se integren bien los sabores y apagamos. Entonces añadimos un buen chorro de vinagre de vino sobre nuestro escabeche, [esto va a gustos, a mí que me gusta fuerte le pongo unos 75 ml, pero podéis probar con menos] mezclamos y ponemos un poco de agua, casi la misma cantidad que de vinagre.
     Vertemos encima del pescado que teníamos reservado, asegurándonos de que todos los pescados quedan empapados de escabeche y dejamos reposar 24 horas.

viernes, 22 de febrero de 2013

BIZCOCHO DE NATA y CUPCAKES DE NATA Y MERENGUE

 
  Esta receta la tuve en pendientes mucho tiempo, cogida directamente del blog Pinchos y Canapés  y después de hacerla y guardarla, lleva en borradores un montón de meses esperando su momento para salir. Me ha parecido perfecto para participar en el concurso de Yolanda de Cocido de sopa, en el que el premio es un libro titulado "Pasteles, pastas, galletas, merengues, panes. Dulces y salados" y precisamente hay que hacer una receta con cualquiera de estos temas. No nos lo puede poner más fácil para participar, así que animaos, que seguramente todos tenéis algo que aportar.


 
  Este dulce lo he hecho varias veces, porque tiene un sabor y textura espectaculares, merece mucho la pena.  Doble las cantidades de la receta original, porque aproveché para usar mi máquina para hacer mini cupcakes y decorarlos con un poco de merengue y unos sprinkles de caramelo.


   Batimos 6 huevos y le añadimos 250 g de azúcar hasta que blanquee la mezcla. Después ponemos 400 ml de nata líquida para montar y una cucharada de esencia de vainilla. wsotro lado tamizamos 400 g de harina bizcochona, con 1/4 de sobre de levadura y una pizca de sal. Se la vamos poniendo a cucharadas a la mezcla de los huevos, hasta que está todo completamente integrado y queda una masa espesa de color claro.

   Precalentamos el horno a 180º, volcamos la masa en un molde pulverizado con engrasante y los tenemos aproximadamente una hora a 160º, y a mitad de la cocción lo tapé con papel aluminio para que no se tostara demasiado por encima.

   Al sacarlo del horno lo dejamos templar unos 10 minutos en el molde y después pasamos a una rejilla, hasta que esté completamente frio. Decoramos al gusto, yo en esta ocasión puse encima unas cucharadas del almíbar donde el día antes confité unos kumquats, igual que hice cuando caramelicé las naranjas de la tarta milhojas de naranja, que no me canso de recomendar, y el resultado fué una maravilla.



   A mí personalmente, me gustan los bizcochos bañados con almíbar, pero este concretamente de kumquats es delicioso, porque le da un toque ácido que combina perfectamente con el dulzor de la nata. En fin, que con almíbar o sin él y en forma de cupcakes o de plumcake, no os quedéis sin probar este bizcocho.

martes, 19 de febrero de 2013

VITELO TONATO

 

  Una receta diferente y que me llamó la atención la primera vez que la ví porque es una mezcla rara. Una carne con salsa de anchoas, raro no? pues antes de decir nada, tenéis que probarlo, como hago yo, si no, no se puede opinar. Y con conocimiento de causa os puedo decir, que está muy rico, es fácil y la salsa se puede usar incluso como paté.

   Yo la hice en mi fussion cook T.A. y de hecho esta receta a pesar de ser muy conocida, yo la copié directamente del recetario, pero si no teneis la olla, la podéis hacer en cualquier olla.


    Ponemos un poco de aceite de oliva en la cubeta y pulsamos la tecla "start", cuando el aceite esté caliente metemos una cinta de lomo de cerdo o de redondo de ternera de 1 kg, sellamos por todas partes, salpimentamos y añadimos una cabeza de ajos bien lavada y seca, una hoja de laurel y 100 ml de agua. 
    Cancelamos el menú, cerramos la olla y seleccionamos menú "carne" que dura 15 minutos, cuando acabe dejamos despresurizar sola.


    Mientras se está haciendo la carne, haremos la salsa. Ponemos en el vaso de la batidora 250 g de bonito en aceite con su aceite, 1 lata pequeña de anchoas en aceite, también con el aceite, 1 huevo duro, 5 pepinillos en vinagre pequeños, 1 cucharada de alcaparras, sal y pimienta. Batimos todo hasta que quede una salsa espesa completamente ligada.

   Cuando esté lista la carne, la sacamos y emplatamos acompañada por la salsa. Es un plato que se toma frio cortando la carne en lonchitas finas.



   
  

viernes, 15 de febrero de 2013

LANGOSTINOS SALEROSOS


  Es que no se me ocurría un nombre mejor. Porque es un plato que ha resultado muy resultón, fácil, rápido y con una gracia especial debido al toque de guindilla.
   Tengo que suponer que como todo en la cocina, ya está inventado, e incluso tendrá un nombre propio más apropiado, pero como yo no lo he oído en la vida y ha surgido sobre la marcha, lo he rebautizado a lo Rocío y si alguien tiene algo más que decir... ahí tenéis los comentarios.


   Imprescindible antes de nada, tener pan para mojar, lo aviso. De hecho yo hice un pan de soda expresamente pensando en esta salsita, que no da pereza ninguna y está hecho en un ratín.


   Ponemos en una sartén a calentar un chorro de aceite de oliva, con 2 ó 3 dientes de ajo picaditos, un puñado de perejil también picado y 2 guindillas [o una si lo queréis menos picante]. Lo ponemos todo junto a la vez y cuando empiece a chisporrotear el ajito, antes de que coja color, ponemos medio kg de langostinos crudos pelados. Salamos al gusto.
   Le damos unas vueltas con una cuchara de madera, con cuidado para que todos los langostinos se impregnen del resto de ingredientes y apenas hayan cambiado de color, echamos medio tarro de tomate frito, uno de buena calidad. Yo puse el casero de Hacendado que me gusta especialmente, al que siempre quito el sobrante de aceite que queda arriba con una cuchara. 
   Movemos para ligar bien la salsa durante un minuto y apartamos. Servimos caliente y ya sabéis, acompañado de pan, porque os aseguro que os van a faltar manos.


martes, 12 de febrero de 2013

CREMA DE GUISANTES

  
    Frío, frío, frío en toda España. Normal, estamos en invierno, pues vamos a contrarrestar con sopa no? Mejor dicho, crema. Una diferente, que no tenemos porqué limitarnos siempre a las mismas, con cualquier verdura, un ratín de nuestro tiempo y un poquito de imaginación, tenemos un primer plato estupendo y completo. Ya veréis esta que rica queda.


   En un fondo de aceite caliente, ponemos una cebolla picada fina, cuando esté empezando a dorarse añadimos un diente de ajo, una patata de 250 g aprox. pelada y troceada y una zanahoria también cortada en trocitos. Salamos.
  Le damos unas vueltas, echamos 500 g de guisantes congelados, cubrimos de agua justo por encima de los guisantes y ponemos una tarrina de concentrado de caldo de verduras [el mio marca knorr]  Hervimos 15 minutos y pasado ese tiempo, trituramos con la batidora y para que quede aún más fino podemos pasar por un pasapurés.
   Servimos acompañado de picatostes de pan frito.

viernes, 8 de febrero de 2013

TARTA EMPANADA DE MANZANA

 
   En mi búsqueda de nuevos sabores de tarta de manzana, se me ocurrió esta,  que es una especie de empanada con una compota dentro, tal como la llevaba macerando en mi cabeza desde hacía unos cuantos días. Mi hijo me pidió una tarta cerrada y yo quería conseguir este relleno tal cual, así que os dejo como la hice.


   Extendemos una lámina de masa quebrada en una fuente de horno redonda con su papel vegetal. Ponemos un peso encima (garbanzos en mi caso) e introducimos en el horno precalentado a 180º unos 8 minutos. 
   Mientras hacemos el relleno. En un bol hondo ponemos 4 manzanas peladas y cortadas en trocitos, un sobre de azúcar avainillado, media cucharadita de canela, 50 g de mantequilla y 100 g de azúcar moreno. Tapamos con un film transparente, le hacemos unos agujeritos y metemos al microondas 5 minutos. Después trituramos bien con la batidora y le ponemos otra manzana pelada y troceada.


   Sacamos la masa que tenemos al horno, le quitamos el peso que le pusimos y vertemos el relleno de manzanas. Tapamos con otra lámina de masa quebrada, sellando bien los bordes. Hacemos una cruz en el centro con un cuchillo bien afilado y metemos al horno 35 min a 180º.


      Os aseguro que es un bocado perfecto para tomar de merienda este fin de semana.


martes, 5 de febrero de 2013

SALMON RELLENO EN HOJALDRE

  

  Esta ha sido mi receta de pescado para estas Navidades. Me ha gustado mucho y no tiene dificultad alguna, como para no animarnos a hacerla cualquier otro día del año. Es un plato con un resultado muy llamativo, con el que quedareis perfectamente en cualquier reunión.
    
    Primero en una sartén con una cucharadita de aceite de oliva, rehogamos dos puerros y dos zanahorias cortados a lo largo en forma de bastoncitos. Reservamos.
   Cogemos un lomo entero de salmón, lo abrimos a lo largo en forma de libro, sin llegar a cortar del todo, de forma que lo podamos abrir, salpimentamos. Lo ponemos en una fuente de horno con la piel hacia abajo, pegada a la fuente, abrimos y cubrimos con las verduras que tenemos reservadas, extendiéndolas bien por toda la superficie. Encima de estas, ponemos langostinos crudos, pelados y cortados en trocitos. Rociamos con el zumo de media naranja y cerramos con la otra parte del salmón.


   Ahora extendemos una lámina de hojaldre fresco encima, dándole forma de pescado y decoramos con los restos de masa, simulando escamas. Pintamos con un huevo batido y horneamos a 170º hasta que esté dorado el hojaldre.

viernes, 1 de febrero de 2013

PAN DE SODA IRLANDES




  O lo que es lo mismo, Irish Soda Bread, pero yo lo pongo en cristiano para que me entienda todo el mundo y no le tengáis miedo de entrada, como me pasó a mí nada más ver el nombre y cuando, después de ver la receta varias veces gracias a la publicación mensual de Bake the world   me dí cuenta que es uno de los panes más fáciles que he visto en mi vida, así que no le dí más vueltas y del tirón hice dos, uno blanco y otro integral, porque no da pereza ninguna, no necesita levados, ni máquinas de ningún tipo. Así que si quieres tener un pan listo en una hora, ya verás qué poco necesitas.


   Tengo que decir, que de las publicaciones que ví, copié de entrada una receta de un blog que le tengo mucha confianza, pero las medidas que daba no me convencían y tuve una especie de lucha con mi masa, que se había convertido en un chicle gigante, aún así como pude lo metí en el horno. Así que me fuí a otro blog, uno que veía por primera vez y efectivamente tenía más cantidad de harina que el que ví primero, que os recuerdo que tenía horneando, pero como no cuesta trabajo ninguno, me puse a hacer otro según explicaban en Vino y Miel, mucho más manejable.


   Primero hacemos la buttermilk, como os expliqué si pinchais el enlace. Mientras precalentamos el horno a 200º.
   En un recipiente amplio ponemos 500 g de harina de trigo (o 250 g y otros 250 g de harina integral), la tamizamos y le ponemos una cucharadita de sal y una cucharadita de bicarbonato, mezclamos, hacemos un agujero en el centro y empezamos a echar los 400 ml de buttermilk y a amasar con ayuda de una cuchara de madera, por ejemplo. Cuando ya hemos echado todo el líquido, enharinamos ligeramente una superficie de trabajo, volcamos la masa y la trabajamos un poco con las manos, pero tampoco necesita demasiado amasado. Conseguimos una bola un tanto pegajosa pero manejable.
   Ponemos un papel vegetal en la bandeja del horno, colocamos la bola en el centro y hacemos una gran cruz en el centro con un cuchillo afilado. Metemos al horno unos 40 minutos, después lo dejamos enfriar en una rejilla.
   Al no tener levadura no es un pan que dure mucho, así que es mejor consumirlo el mismo día o al siguiente tostado, pero es muy recomendable.

   
   

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...