sábado, 30 de junio de 2012

ROLLITOS DE SALMON CON TOMATE

 
   Esta receta me la dió mi madre hace unos días y me pareció de lo más interesante y apetecible. Yo creo que me dijo que ella la había visto en algún programa de televisión, pero no sabría deciros cual. Me encantó nada más decírmelo, lo que pasa es que como estoy intentando comer un poco ligero, la he tuneado adaptándola a la dieta del Doctor Barea, de forma que la pueda comer porque limitemos al máximo las grasas y os puedo decir que me ha quedado un aperitivo sano, ligero y delicioso. Os animo a probarlo tal cual, pero si no os preocupa el engorde, podeis poner los ingredientes normales y ya me contareis.


   Cogemos 6 lonchas de pan de molde (marca Ortiz "anticrisis" con 0'4 g de grasa por rebanada) le quitamos las cortezas con un cuchillo y las aplanamos un poco con un rodillo. Untamos una cucharadita de mayonesa (Ligeresa Sensación), ponemos encima una loncha de salmón ahumado
   En una sartén antiadherente ponemos una cucharadita de aceite de oliva y cuando esté caliente vertemos media lata de tomate triturado y lo freimos con una pizca de sal.
   Cuando el tomate esté frio, le añadimos una lata de atún al natural bien escurrido y un huevo duro picado, mezclamos bien y extendemos una cucharada en nuestro pan con salmón.  Para quien no esté a dieta, este paso se lo puede ahorrar poniendo un poco de relleno de empanadillas de mercadona, está riquísimo.
   Enrollamos liándolo en film transparente y dejamos enfriar en la nevera mejor la noche antes. Cuando lo vamos a servir, desliamos y untamos por fuera con mayonesa y cortamos en rodajitas, decorándolas con una camita de lechuga.

jueves, 28 de junio de 2012

EMPANADILLAS RETO TIA ALIA

  
   Cuando Angie me invitó a participar en el reto de Carmen de Las recetas de tía Alia, me alegré muchísimo. Es un blog que me gusta especialmente y creo que el recetario con que cuenta Carmen de su tía, es una verdadera joya. Ya se reunieron en una quedada en otra ocasión un grupo de amigas blogueras y se propusieron hacer una receta de la tía Alia, con el inconveniente de que algunos de los ingredientes no tienen medidas, o son medidas raras.
   En fin, que para mí es un honor hacer una receta tradicional, de una señora que le gustaba tanto como a nosotros la cocina y no tenía internet ni blog, pero sí una máquina de escribir para hacerse con una preciosa colección de sus tesoros culinarios, para que no se perdieran, y precisamente para eso estamos nosotras hoy aquí.


   En la receta de Alia, las medidas venían para un cuarterón de harina. Según San Google Bendito, un cuarterón corresponde a 115 g. Pero yo lo intenté con esta cantidad de harina y no salió, después la aumenté a 150 y tampoco. Así que al final hice tal cual la receta según me la pasó Carmen.
   Para la masa: Ponemos en un bol 250 g de harina de trigo con una pizca de sal. Aparte calentamos 75 g de manteca de cerdo con 90 ml de agua, removemos bien hasta que se disuelva y dejamos enfriar. Entonces la mezclamos con la harina ayudándonos de una cuchara de palo. Pasamos a una superficie enharinada y amasamos a mano un par de minutos hasta que quede una masa elástica. La envolvemos con film y la dejamos en el frigo al menos una hora.


   Hacemos el relleno poniendo en una sartén una cucharada de aceite. Freimos media cebolla y medio pimiento rojo troceado, cuando empiece a dorarse agregamos 150 g de carne picada, sal y un diente de ajo picado, rehogamos y cuando esté la carne casi lista ponemos 50 g de jamón serrano picado y un huevo duro. Apartamos del fuego y dejamos enfriar.
   Para el montaje de las empanadillas,  extendemos la masa que habremos sacado de la nevera media hora antes, la aplanamos con un rodillo y cortamos círculos con un cortante redondo o un vaso. Ponemos en el centro una cucharadita del relleno, pintamos el filo de la masa con agua y cerramos doblando por la mitad, sellando con la ayuda de un tenedor.
   Pincelamos las empanadillas con huevo batido y horneamos con el horno precalentado a 180º hasta que estén doradas unos 15 minutos.


   Realmente teneis que probar esta masa extracrujiente (que no se parece ni por el forro a las obleas compradas) y este relleno, totalmente diferente al que normalmente hago y que en las dos ocasiones frustradas que tuve con la masa, me terminé comiendo a cucharadas, que aquí no se tira nada!  ;)

lunes, 25 de junio de 2012

CHARLOTA DE MANZANA


 Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Junio nos invita a preparar un clásico francés “Charlota”
  
   La charlota es un postre típico francés que admite muchísimas versiones, inventado a finales del siglo XVIII como homenaje a la esposa del rey Jorge III, Carlota de Inglaterra. Se inspiraba en preparaciones dulces inglesas y estaba hecha con una espesa mermelada de frutas aromatizada con limón y canela, y se vertía en un molde redondo, de bordes ligeramente acampanados, tapizado de rebanadas de pan de molde untadas con mantequilla. El conjunto se cocía en el horno, se desmoldaba y se servía tibio, con una crema inglesa fría. El ejemplo clásico es la charlotte de manzanas. 



    Siempre os digo que la tarta de manzanas es una de mis preferidas, y no puedo resistirme a probar cada versión que veo, así que este era el momento perfecto para versionar una receta que tengo en el libro "El libro de la cocina" que he modificado para simplificarla. De hecho está lista en una hora.

   En una fuente honda ponemos 4 manzanas golden peladas y cortadas a trozos, 100 gr de azúcar, el zumo y la ralladura de medio limón. Mezclamos e introducimos al microondas 10 minutos a máxima potencia, tapadas con un film transparente al que le hacemos unos cuantos agujeritos.
  Mientras ponemos un puñado de pasas a macerar con brandy (suficiente para que cubra)
   Cuando estén listas las manzanas, le añadimos las pasas que teníamos en remojo y dejamos templar.


   Ahora prepararemos la fuente donde vamos a hacer la charlotte. Pintamos el fondo y los laterales del molde con mantequilla a temperatura ambiente (el ambiente en el sur es ahora mismo de unos 38º, así que tiene una textura perfecta para pintar con ella, sin llegar a estar derretida). 
   En un plato ponemos medio vaso de azúcar y una cucharadita de canela en polvo y mezclamos bien con las manos. Ponemos una capa de esta mezcla en el molde, de forma que se pegue encima de la mantequilla.
   Cortamos los filos de 14 rebanadas de pan de molde (o bien los compramos ya sin corteza), las pincelamos un poco con el brandy de las pasas y los vamos poniendo de forma que cubra el fondo y los laterales. Vertemos la mezcla de las manzanas con las pasas que habíamos reservado y tapamos con el resto de rebanadas de pan también pinceladas de brandy, y con esta parte puesta hacia las manzanas. Volvemos a pintar por encima con mantequilla y espolvoreamos con el azúcar con canela.
    Metemos en el horno precalentado a 180º unos 25 minutos, hasta que esté dorado.


   Yo lo he hecho en la fussion cook T.A. en menú horno carne (20 min) y al acabar he dorado la parte de arriba poniendo 8 minutos a 175º la tapa del horno turbo HTC.

   Se puede servir sola, pero está muy rica acompañada de natillas, crema inglesa o con helado. Animaos a probarla. Con esta tarta celebramos ayer el día 24, un mes y todo en su sitio!!!


jueves, 21 de junio de 2012

BOMBONES DE BIZCOCHO

 
   Aunque viéndolos tengan la apariencia de unas bizcobolas (o cake pops) su elaboración es diferente. Para estos últimos tan de moda, usamos restos de bizcocho que mezclamos otro ingrediente que hará de pegamento comestible, tipo philadelphia, nutella... y dejamos enfriar hasta poder cubrir con una capa de chocolate y sprinkles que nos apetezca. Pero estos bombones de bizcocho, son realmente eso, un bizcocho, horneado en un molde de mini cupcakes. Es una bandeja que compré en Casa pero que estoy segura que tienen en cualquier tienda de chinos de la esquina.
   Evidentemente podeis poner la masa de bizcocho que más os guste, yo os voy a contar la que hice de cacao por si os apetece probarla.


   Ponemos en el vaso de la batidora 2 huevos, 125 g de azúcar y batimos hasta que blanquee. Después añadimos poco a poco 100 ml de aceite de girasol y 125 ml de leche. Aparte pesamos 150 g de harina, una cucharada de levadura y 2 cucharadas de cacao valor desgrasado, tamizamos todo junto y se lo vamos poniendo a la mezcla anterior a cucharadas, para que se vaya integrando. Hasta que no está bien mezclada una, no ponemos la otra.
   Precalentamos el horno a 180º y pulverizamos o engrasamos la bandeja de los mini cupcakes. Vertemos una cucharada de nuestra mezcla de bizcocho en cada uno de los huecos, sin ponerle cápsulas ni nada.
   Horneamos unos 10 minutos, sacamos del horno y dejamos enfriar en el molde. Mientras derretimos en el microondas 150 g de chocolate negro de cobertura con una cucharada de leche, ligamos y cuando está todavía caliente,  ponemos un poco por encima a cada bombón con ayuda de un cuchillo o una cucharilla. Dejamos enfriar.

sábado, 16 de junio de 2012

SOLOMILLOS A LA CERVEZA

  
   Esta receta es muy socorrida y con un resultado estupendo. Yo usé solomillos de cerdo, pero se puede usar cualquier tipo de carne, filetes, carrilleras, pollo... Además se usan muy pocos ingredientes.


   Yo la hice en mi Fussión Cook T.A. pero ya sabeis que no se necesita ninguna máquina especial para cocinar, así que si quereis podeis hacerlo en olla express, o cazuela incluso, cambiando simplemente los tiempos.

   Ponemos un par de cucharadas de aceite de oliva a calentar en nuestra olla. Cortamos los solomillos en medallones no demasiado gruesos, salpimentamos y enharinamos. Picamos una cebolla en juliana y la doramos en el aceite. Añadimos la carne y le damos unas vueltas unos minutos hasta que cambie de color por todas partes. Echamos por encima un sobre de sopa de cebolla, removemos y añadimos una lata de cerveza. Mezclamos bien y cerramos la olla. 
   En fussión cook, programamos menú carne. En olla express lo tendremos 15 minutos y en una cazuela normal, unos 30 minutos a fuego medio hasta que reduzca la salsa.

lunes, 11 de junio de 2012

CARROT CAKE, TARTA DE ZANAHORIA


    Esta tarta es la que siempre pedía mi hijo cuando íbamos a Foster Hollywood, le encantaba, pero la quitaron de la carta, y él siempre que la comía me decía que se la hiciera un día. El jueves 24 de mayo, mi hijo que tiene 10 años, tuvo un accidente grave, hemos pasado unos días en el hospital y aunque ya estamos en casa y todo ha quedado en el peor momento que he vivido en mi vida, cada vez que lo miro siento que ha vuelto a nacer y que la herida que tiene en la cabeza con no sé cuantos miles de puntos, va a ser el recuerdo de que hay que disfrutar cada segundo y celebrar que estamos aquí. Así que con poquísimas ganas de cocinar aún, le he hecho a mi niño esta tartita para que se anime un poquito y creo que cada 24, vamos a celebrarlo con otra diferente. Desde aquí mi agradecimiento más grande a todos los que han estado a mi lado.


      La receta la tenía guardada desde hace tiempo de Ivana de My Little Things.
   Batimos 2 huevos y le ponemos 200 g de azúcar moreno, una cucharadita de canela y la punta de la cucharita de nuez moscada,  que seguimos batiendo hasta que duplique de tamaño. Añadimos 130 g de mantequilla (derretida en el microondas a la mínima potencia) y continuamos mezclando. Rallamos 180 g de zanahorias y se la ponemos también a la mezcla. Después mezclamos 200 g de harina integral bizcochona con una cucharadita de levadura y se la vamos integrando a la mezcla anterior a cucharadas. Va quedando una mezcla espesota, así que le echamos 5 cucharadas de leche y por último ponemos 50 g de nueces picadas (yo las puse en un paño de cocina y les pasé el rodillo por encima)


   Vertemos nuestra mezcla en un molde previamente engrasado o pulverizado y horneamos a 180º unos 45 min, hasta que al pincharlo salga seco.
   Yo lo hice en la Fussion Cook TA que en el menú cake, deja los bizcochos en su punto perfecto.


   Lo dejamos enfriar completamente y después le ponemos el frosting. Tenía mucha curiosidad por probar el que lleva esta tarta que es una mezcla de nata montada con queso tipo philadelphia, y le da un sabor muy peculiar. Las proporciones cambian según quien la haga, así que yo la he adaptado a mi gusto.Montamos un brick de 200 ml de nata, le añadimos una cucharadita de esencia de vainilla y añadimos a cucharadas 200 g del queso de untar.

   Cortamos el bizcocho por la mitad, rellenamos con la crema, cerramos, cubrimos con una fina capa por toda la superficie y decoramos al gusto con el resto del frosting. Yo le tenía especial ganas a las dichosas rosas y aunque no tenía la boquilla 1M de Wilton, le metí la nº 32  y así me ha quedado. Para hacer la rosa, teneis que hacer un círculo desde la parte exterior, hasta terminar en el centro.  Es una tarta diferente, húmeda y de sabor muuuuuuy recomendable.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...