Mostrando entradas con la etiqueta LEGUMBRES. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta LEGUMBRES. Mostrar todas las entradas

viernes, 21 de septiembre de 2012

CHILI CON CARNE

 

    Esta receta está reeditada. Fue de las primeras que puse cuando abrí el blog, y la consulto siempre que voy a hacer este plato, pero cada vez que la veo, me espanta la foto que puse y como estaba redactada. Así que siempre que la veía pensaba, la próxima vez que la haga vuelvo a hacerle fotos y aunque de su aspecto poco más se puede sacar, al menos os quiero animar a probarlo porque es un plato delicioso, contundente e ideal acompañado sólo por unos nachos y una ensalada. Además es una forma diferente de comer legumbres, al menos para nosotros, porque ya sabeis que en México es un plato muy típico.


   Ponemos a calentar 3 cucharadas de aceite de oliva, una cebolla grande picada, un pimiento rojo y uno verde picaditos (o un buen puñado de los congelados) y una zanahoria cortada en cuadraditos pequeños. Rehogamos unos 8 minutos, entonces ponemos 800 g de carne de ternera picada y vamos dando vueltas hasta que se empice a dorar. Salpimentamos y seguimos removiendo.
   Echamos 200 ml de tomate frito o tamizado y mezclamos bien. En este momento ponemos las especias que le darán el toque al chili y de las que no puedo poner medidas porque depende mucho de los gustos, aunque sí os aconsejo empezar poco a poco. Echamos una cayena, orégano picado (el mío como veis fresco) y cominos (en polvo), removemos y cuando se mezclen bien los sabores probamos.
   Si está demasiado picante, echamos más orégano y comino. Si tiene poco sabor ponemos un pelín más de cayena y así probando hasta que lo pongamos en nuestro punto perfecto.



   Por último añadimos 400 g de alubias negras o rojas de las pequeñitas (que habremos tenido en remojo previamente al menos 12 horas) bien escurridas, y 400 ml de agua. Removemos y dejamos cocer hasta que esté blanda la legumbre. Hora y media a fuego medio en cazuela, o bien 20 min en olla express.  Yo la hago en mi fussion cook T.A. en el menú legumbres (más información pinchando el banner de la derecha).
    Cuando acabe, cubrimos de queso rallado por encima y gratinamos un par de minutos.
   



martes, 8 de noviembre de 2011

FABADA ASTURIANA

 
   No es la primera fabada asturiana que pongo en el blog. ¿Os acordais de la anterior? La hice yo y era dulce. Aquí podeis verla.

   Pero este mes ya sabeis que Tito ha organizado el concurso de los Caris... nosotros también, y para ello ha propuesto hacer fabada, ni más ni menos. Que visto así de primeras, para quien normalmente entra en la cocina a hacer el desayuno de los niños y una vez al mes a participar con sus colegas, los caris, puede resultar poco menos que un reto casi imposible.
   Claro, que una vez leida la receta y dado que hay que moverse menos que los ojos de Espinete para hacerla, pues ya van cogiendo valor. Así que tengo que deciros que hasta fué él a comprar los ingredientes, incluidas las fabas (que yo no tengo enchufe como Tito)


  Ponemos 500 g de fabas en una olla grande (previamente remojadas 24 horas), cubrimos de agua hasta que pase un dedo por encima (un dedo en horizontal, no en vertical, cuidado)  le añadimos encima el compango asturiano, es decir, 2 chorizos, 2 morcillas y 1 tocino. Picamos una cebolla pequeña y la echamos en la olla, 3 dientes de ajo enteros (pelados), dos hojas de laurel y una cucharadita de sal.
   Encendemos el fuego dejando la olla abierta y cuando empiece a hervir, bajamos el fuego a la mitad, tapamos la olla y dejamos que se cuaje aproximadamente una hora y media (aunque depende de las fabas, así que hay que probarlas a ver cuando están en su punto). Pasado este tiempo, sacamos las morcillas y chorizos, los cortamos en 3 ó 4 trocitos y volvemos a meter en la olla unos 5 minutos más.
 

   Más fácil imposible, y riquísimas si están reposadas de un día para otro, es decir, que es un plato ideal para dejar hecho el día antes.

miércoles, 2 de marzo de 2011

CALLOS

   Esta es la forma express de preparar unos callos, una manera cómoda, fácil y riquísima. Así es como los prepara mi madre y yo desde luego no me complico más la vida, porque así salen riquisimos.
   En una olla ponemos con muy poco aceite a pochar una cebolla picada, pimiento rojo y verde (yo uso congelados), un tomate maduro también picado y una cabeza de ajos que habremos asado previamente (directamente al fuego). Cuando esté la cebolla transparente, le agregamos una hoja de laurel, un chorizo y una morcilla cortados en rodajas,  le damos unas vueltas y vertemos dos tarros de garbanzos en conserva, evidentemente si quereis podeis poner garbanzos remojados, de hecho según mi madre salen más buenos. Dejamos que los garbanzos y las verduras tomen color, le ponemos un poco de pimienta negra molida y dejamos unos 5 minutos a fuego medio. 
   Pasado ese tiempo,  cortamos  en cuadrados un paquete de preparado para callos de ternera y otro de cerdo y se lo añadimos a los garbanzos. Este preparado viene cuajado con una grasa gelatinosa que con el calor se deshace y no necesitamos ponerle nada más, ni siquiera agua. Dejamos que se mezclen los sabores entre cinco y diez minutos y para mí tienen la consistencia perfecta. Ya me contareis que os parecen.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...