lunes, 30 de julio de 2012

EL MEJOR HELADO DE VAINILLA DEL MUNDO



   Según mis hijos, el mejor helado del mundo mundial. Y es algo en lo que coincidimos los cuatro, es el mejor helado de vainilla que hemos probado nunca, y ya puede, porque he tardado tres días en hacerlo. Claro que no estás tres días cocinando, pero sí necesita mucho tiempo de reposo, lo que pasa es que una vez que lo pruebas, ves que ese tiempo ha merecido la pena. Una vez más en la paciencia está la clave.

   Yo lo encontré en el blog de Chelo, Cogollos de Agua, y es una receta original es de Pierre Hermé. Conseguiremos un helado super cremoso, es realmente el helado perfecto. La única pega que he encontrado es que con estas cantidades que hice, nos ha dado para cuatro bolas grandes y ha sido terminar y los niños decían que querían otra vez mañana, pero más grande.


   Día 1. Ponemos en un cazo a calentar 280 ml de leche y 120 de nata para montar y dentro metemos dos vainas de vainilla, a las que previamente hemos sacado sus semillas, cortándolas a lo largo y raspándolas bien con la punta de un cuchillo. Le echamos todo dentro vaina y semillas y cuando rompa a hervir apartamos y dejamos enfriar a temperatura ambiente. Después metemos en el frigo tapado con film, hasta el día siguiente.

   Día 2. Sacamos el cazo y lo dejamos una media hora fuera hasta que se atempere, entonces le sacamos las vainas (bien escurridas) y ponemos dentro del cazo 55 g de azúcar, 25 ml de azúcar invertido, 35 g de leche en polvo y 2 yemas de huevo. Mezclamos bien con unas varillas y volvemos a llevar al fuego medio, sin dejar de remover hasta que espese la crema. Dejamos enfriar, volvemos a poner film y lo dejamos en la nevera hasta el día siguiente.

   Día 3. Vertemos en la heladera y la ponemos en funcionamiento 15 minutos.  Así directamente ya se puede comer, pero yo lo metí en el congelador para tomarlo en la merienda. Un espectáculo os lo aseguro!




viernes, 27 de julio de 2012

CARNE PIZZA

  

    La primera vez que oí hablar de esta carne, fue porque un amigo argentino, la hizo en una barbacoa. Yo no fuí, pero me lo contaron y me quedé con las ganas, y de eso hace ya muuuucho tiempo. Pero hace unos días fuimos a un restaurante con parrilla argentina y allí los tenían, unos trozos de asado que hacen de base (en lugar de la masa) de una especie de pizza. Mis niños lo bautizaron como "carne pizza" y les gustó tanto que me dijero: "Mamá, esto tienes que hacerlo tú" y ya sabeis que para mí eso es practicamente una orden directa.


   El problema para hacer esta receta, surge en encontrar la carne apropiada, porque no es lo mismo poner la carne en una barbacoa un momento, que cocinar unos filetes en el horno, lo normal es que queden secos, así que hay que asegurarse de comprar la carne apropiada y para ello, lo mejor que podemos encontrar en el mercado son los productos "Extratiernos de ElPozo". Es la gama de ElPozo de carne, que gracias a su proceso exclusivo de tenderización y a la selección de materias primas, está más tierna y jugosa que la carne que comemos hatibualmente. Entre los productos de la gama, podemos encontrar: escalopín de lomo, chuleta de lomo, solomillo de cerdo, etc.
    Además, con motivo del lanzamiento de esta nueva gama de productos Extratiernos,  ElPozo está haciendo una campaña, donde os animo a participar porque va a ser de lo más divertida: habrá de hacer una receta y clasificarla como diabólica o celestial, os registrais en su página web y les mandais el enlace. Teneis de plazo hasta el 20 de agosto y entrais a participar en un  concurso que premiará a los autores de las 100 mejores recetas con la publicación de las mismas en El Gran Libro de las Recetras Extratiernos de ElPozo y un ejemplar del mismo por receta premiada que será enviado al domicilio del autor.




   De toda la gama, me he decidio por el Escalopín de Jamón, ya que son unos filetes finitos y grandes,   muy jugosos y  apropiados para hacer de base. Los salpimentamos y los ponemos bien estiraditos en la bandeja rejilla del horno. Extendemos encima una capa del tomate frito que elijamos, aunque yo uso uno de la marca Orlando que se llama Pan Pizza, que está muy bien porque viene condimentado y es bajo en grasa.  Espolvoreamos con orégano fresco (a ser posible) y cubrimos con mozarella rallada o en lonchas, ponemos otro poquito de orégano y lo metemos en el horno que tenemos precalentado a 180º durante 10 minutos, con calor arriba y abajo.


   No os quedeis sin probarlo, es un plato rápido, super sencillo y con un resultado delicioso. Ideal para los niños y para tomar en esta época.  Os animo a probarlo, y a hacer algún plato con los Extratiernos de ElPozo, a ver si hay suerte en su concurso.



miércoles, 25 de julio de 2012

PAN FLOR

  
   Fué lo primero que pensé cuando vi este pan un día paseando por la red. Me recordó a un pan florecido y tengo que decir que hace mucho tiempo de ello y no guardé el enlace, lo grabé a fuego en mi memoria porque creo que aún no tenía el blog. De lo que estoy segura es que era una página extranjera.


   Es tan simple como hacer un pan básico en panificadora (o comprarlo hecho) pero que tenga esta forma, la de la cubeta de la pani, le hacemos unos cortes de un centímetro aproximadamente,  primero a lo largo y luego los cruzamos a lo ancho.
   Metemos entre los huecos que se nos han quedado, una combinación de quesos mozarella y emmental en lonchas, entremetiéndolos para que quede cada cuadradito con su trozo.


   Después ponemos en un bol pequeño 150 g de mantequilla, la derretimos medio minuto en el microondas. Picamos una cebolleta pequeña y la mezclamos con la mantequilla. Lo distribuimos por encima de nuestro pan, intentando que caiga por los huecos. 
   Por último espolvoreamos perejil rizado por encima y pimienta negra recién molida.

   Lo liamos en papel albal, de manera que quede apretadito y metemos en el horno precalentado a 180º unos 10 minutos. Pasado este tiempo, le retiramos el albal y dejamos 5 minutos más en el horno para que se dore.



lunes, 23 de julio de 2012

HELADO DE PETIT SUISSE O FRIGO PIE

 
    Lo vi una noche en el blog de Cocinando con Kisa y a la mañana siguiente estaba comprando los petit suisse. Ella explicaba que tenía sabor auténtico a frigo pie, os acordais? así que yo, ante esto, no puedo resistirme. Además hay que sacar partido a la heladera, que si no, empiezan a decirme que compro muchos aparatos ;)

   Es sencillísimo, no necesitas azúcar invertido y si tienes la heladera mejor, pero ya sabeis que no es imprescindible ningún aparato. En caso de no tenerla, haces la mezcla, la metes en el congelador y vas a removerla cada 30 minutos 4 ó 5 veces. Eso como norma general para los helados, aunque este al llevar la grasa de la nata, ya de por sí, sale cremosito.


   Batimos 150 ml de leche con 60 g de azúcar, añadimos 4 petit suisse (danonino) y mezclamos bien. Montamos un brick pequeño de nata y lo añadimos a la mezcla anterior.
    Encendemos la heladera y por el vocal vamos vertiendo nuestra mezcla poco a poco y dejamos funcionando 30 minutos.

    Lo pasamos a un molde metálico e introducimos en el congelador un par de horas.


viernes, 20 de julio de 2012

TARTA MOUSSE DE LIMON


    Estas tartas son ideales en verano como alternativa a los helados, son ligeras y fresquitas. Base de galleta, crema en el centro (bien con philadelphia, o bien con leche condensada) y top de gelatina. Son básicas, fáciles y sin horno. El único ingrediente base en todas ellas es LA PACIENCIA. Al tener tres capas, si no dejas bien que cuaje una antes de ponerle la otra encima, se te mezclarán y ya no hay forma de salvarla. Así que si podeis empezarla la noche antes, mejor.


   Para esta mousse, me he basado en una tarta que puso Lidia de Atrapada en mi cocina, que me encantó.
    Hacemos una base de galleta, triturando 200 g de galletas tipo digestive y añadiéndole 100 g de mantequilla. Extendemos esta pasta en el fondo de un molde desmontable que previamente hemos forrado con film transparente y reservamos en la nevera mientras hacemos la mousse.


   Metemos en remojo con agua fría, 8 hojas de gelatina neutra.
   Ponemos 200 ml de leche condensada en un bol hondo, aparte montamos 300 ml de nata bien fría y la añadimos a la leche condensada con movimientos envolventes, despacio para que no se baje. Después ponemos poco a poco 160 ml de zumo de limón (el mio comprado en mercadona, marca Solimón que viene en un botecito de 280 ml, amarillo con tapón verde).
   Escurrimos la gelatina, la ponemos en medio vasito de leche calentada un minuto en el microondas,  y mezclamos todo con la ayuda de unas varillas. Se la añadimos a la mezcla anterior de la leche condensada.
   Vertemos todo encima de la base de galletas y dejamos enfriando en la nevera al menos 4 horas, hasta que esté bien cuajado.


   Por último hacemos una gelatina de limón siguiendo las instrucciones del envase (la mía también marca Hacendado), dejamos enfriar y volcamos con cuidado encima de la mousse de limón que teníamos en la nevera, dejando caer primero en el reverso de una cuchara. Volvemos a meter en el frigo hasta que cuaje, al menos 3 horas.


miércoles, 18 de julio de 2012

PASTEL DE POLLO DELICIOSO

  
   Realmente no sabía como llamar a este plato. Me llevaba rondando en la cabeza varios días. Los ingredientes me daban vueltas buscando la mejor forma de encajarlos, hasta que hace unos días, le dí la forma que esperaba.
    Me gustan mucho los pasteles de carne de todo tipo y este sinceramente, teneis que probarlo. Es entretenido de hacer, pero nada que no se salve con un poco de organización y con ganas de probar un bocado riquísimo, como mucho está listo en dos horas.


   Caramelizamos una cebolla grande (si pinchais aquí vereis como se hace) y reservamos. Cortamos en rodajas una berenjena grande, la ponemos un rato en agua con sal, después escurrimos bien, salamos ligeramente, enharinamos y freimos en abundante aceite. Al sacarlas, las vamos poniendo sobre papel de cocina, para que absorvan el aceite sobrante.

   Aparte cortamos en láminas unos champiñones frescos, y a trocitos 8 contramulos de pollo deshuesados. En una sartén con un par de cucharadas de aceite, rehogamos el pollo con un poco de sal y pimienta negra, cuando empiece a dorarse le ponemos los champiñones, los pocharemos a fuego medio-alto unos 10 minutos moviéndolos de vez en cuando. Después ponemos 50 ml de vino blanco y dejamos que se consuma el alcohol un par de minutos. Por último añadimos 4 ó 5 cucharadas de tomate frito y espolvoreamos con orégano, removemos y dejamos al fuego unos 5 minutos más a fuego bajo, para que se integren bien los sabores.

   Mientras hacemos una bechamel fácil pero con una cucharada y media de maicena.


   Precalentamos el horno a 200º y empezamos a montar el pastel. Ponemos en una fuente honda un par de cucharadas de bechamel y extendemos por el fondo, después ponemos una capa de berenjenas fritas. Encima echamos la mitad de la cebolla caramelizada y después una capa con la mitad del refrito de pollo con champiñones. Volvemos a repetir las tres capas, berenjena, cebolla caramelizada, refrito de pollo. Terminamos con una última capa de berenjenas, cubrimos con la bechamel y espolvoreamos con mozzarela rallada.
   Horneamos hasta que el queso se dore.

lunes, 16 de julio de 2012

AZUCAR INVERTIDO

 
   Bueno imagino que ya habreis oido hablar del azúcar invertido casi todos, aunque yo no tenía ni idea de su existencia hasta que empecé a ver recetas de helados y me enteré de cositas tan interesantes como que es un ingrediente casi imprescindible para conseguir un helado cremoso. (Pssss, me he comprado una heladera ;))

   El azúcar invertido evita la cristalización de los helados, les aporta cremosidad, y además se utiliza en repostería porque hace que las masas se mantengan esponjosas más tiempo.
     Pero no sólo eso, tiene más cosas buenas: Se hace rápido y fácil. Es barato. Una vez hecho dura mucho tiempo, hasta varios meses en la nevera.
    
   Sólo hay que sustituir un tanto por ciento del azúcar que vayamos a usar en nuestra receta por azúcar invertido y la mejorará bastante.
   Para los helados, sustituimos entre un 20 y un 30%
   Para los bizcochos (magdalenas, brioches...) sustituimos un 20%
   Para las masas fermentadas, sustituimos entre un 50 y 70%


    Sólo necesitamos 150 ml agua, 350 g de azúcar y dos sobres de gasificante de mercadona (uno blanco y uno morado).
   En un cazo ponemos a calentar agua con el azúcar, removiendo bien hasta que se disuelva. Cuando el agua empiece a humear (sin hervir) le echamos el sobre blanco, apartamos del fuego y seguimos removiendo. Esperamos un par de minutos para que baje la temperatura un poco y añadimos el sobre morado. Hace una espuma, esperamos que desaparezca y dejamos enfriar.

   Ya está listo para usar o guardamos en un bote de cristal hermético.
   Fuente: Cogollos de agua

jueves, 12 de julio de 2012

TARTA DE MANZANA EN CAPAS


   Dentro de que apasionan las tartas de manzanas, todas tienen algo que me llaman la atención especialmente y esta en concreto es que es la primera que veo donde los ingredientes se ponen por capas sin mezclarse previamente entre ellos.


   Nuevamente es una receta que viene del blog de mi amiga Angie de La cocina de Angie, que ella tomó prestada de Beatriz de Sin salir de mi cocina, y como todas las que le he copiado, también me ha encantado, esta además con el añadido de tratarse de una de mis tartas favoritas. Ya vereis que curiosa elaboración.


   Ponemos en un bol, 2 vasos de harina bizcochona, 1 vaso y medio de azúcar, un sobre de levadura y una cucharadita de canela molida.
   En otro bol batimos 4 huevos y le ponemos 2 vasos de leche (yo puse un vaso de leche desnatada y un vaso de leche evaporada).
   Aparte pelamos 4 manzanas, las cortamos por la mitad y hacemos gajos finos.


   Precalentamos el horno a 180º. En el molde donde vamos a hacer la tarta, ponemos con una cuchara una tercera parte de la mezcla de la harina (4 ó 5 cucharadas soperas) repartiéndola bien por todo el fondo. Encima cubrimos con una capa de los gajos finos de manzana, ponemos unos cuantos pegotitos de mantequilla sin sal. Y por último vertemos un par de cucharones de la mezcla líquida (la de los huevos-leche).  Volvemos a repetir toda la operación dos veces más, en la última capa no le puse la mantequilla.
   Metemos en el horno durante 40 minutos a 180º y después otros 40 minutos a 160º. Sacamos y ponemos a enfriar.
 
   Mientras hacemos la glasa con la que pintaremos la superficie de la tarta (la mia un poco tuneada de la original). En un cazo puse 2 cucharadas soperas de mermelada de naranja (o melocotón o albaricoque), 3 cucharadas de azúcar, 2 cucharadas de brandy y el zumo de medio limón. Llevamos a ebullición removiendo sin parar (dos minutos) y en cuanto apartamos del fuego, lo repartimos por encima de la tarta con ayuda de una espátula. Dejamos enfriar y listo.


lunes, 9 de julio de 2012

EMPANADA DE DATILES CON BACON

  
    Este es uno de esos platos que me traen recuerdos. La primera vez que la probé fue en Cádiz, la hacían sólo por encargo en una pastelería llamada "La Chiclanera" y la trajo un "amigo" a una fiesta, de esas fiestas que hacíamos con frecuencia, un maravilloso grupito de amigas unidas por las mismas circunstancias, en un momento de nuestras vidas que hicieron que esos años se convirtieran en "aquellos maravillosos años".
   Me encanta cuando la comida me trae recuerdos, y espero que todas mis amigas de Cádiz (donde ya no vivimos ninguna) esta empanada les transporte por unos momentos a una de aquellas reuniones que hacíamos, porque aunque ahora todo es diferente, ese pasado nos une. Así que con todo el cariño, esta empanada va dedicada a mi grupo de amigos de aquella etapa en Cádiz.  ;)


   Es un plato muy pero que muy sencillo, rápido y encima con hojaldre, es decir, perfecto. Necesitamos dos planchas de hojaldre, el mio fresco del Lidl. Encendemos el horno a 180º y lo vamos calentando. 
   Extendemos una de las planchas con su papel vegetal en una bandeja de horno, encima ponemos queso en lonchas (ojo, no tranchetes, un queso graso que funda pero con algún sabor) por toda la superficie dejando un centímetro por cada lado. Después ponemos una capa de bacon ahumado y por último cubrimos con unos dátiles (que yo previamente pongo un rato en remojo con agua para que estén más blanditos. Cuando los voy a usar, escurro bien, seco con papel de cocina y los corto en cuatro trozos con unas tijeras)


   Desenrollamos la otra lámina de hojaldre, le cortamos una tirita de uno de los lados y tapamos nuestra empanada, cerrando bien los bordes con el centímetro que hemos dejado de margen. Con la tira que hemos cortado, decoramos por encima, pinchamos con un cuchillo 4 ó 5 veces la superficie, la pintamos con huevo batido y al horno unos 20 minutos, hasta que esté doradita y tenga una pinta irresistible.


  

viernes, 6 de julio de 2012

MERLUZA EMPISTADA


   La primera vez que hice este plato, no le hice fotos, me parecía demasiado simple. Pero cuando la probamos me pareció que estaba realmente bueno y es precisamente esa conjunción de rico-fácil, lo que me ha hecho repetirla más veces y terminar poniéndola aquí por si alguien se anima a probarla, no os arrepentireis.
   Siempre digo que me encantan los platos de pescado que se pueden dejar cocinados el día antes, porque los que trabajamos fuera no tenemos porqué conformarnos con comernos el pescado siempre frito o a la plancha (o tieso si lo hicimos al horno) Yo desde que tengo la fussion cook, esto no me pasa porque programo la comida y siempre está en su punto, pero para quien no tenga una olla programable, también puede hacer esta receta en una olla normal y dejarla echa el día antes.
 

   En fussion cook TA: Ponemos un par de cucharadas de aceite de oliva en la cubeta y pulsamos start, cuando esté caliente le echamos media cebolla picada y rehogamos hasta que empiece a dorarse, añadimos entonces media lata (pequeña) de tomate triturado y un poco de sal. Lo dejamos cocer unos minutos para que se haga el tomate un poco. En el vaso medidor ponemos 40 ml de vino blanco y le desleimos una cucharada de maicena, lo añadimos a la cubeta, movemos y le echamos una lata de fritada de mercadona, mezclamos bien y encima ponemos el contenido de un paquete de lomos de merluza (sin piel ni espinas congelados) también de mercadona. No hace falta que estén descongelados del todo, lo suficiente para que entren en la cubeta. Cerramos la olla, apagamos el menú y programanos de nuevo menú horno pescado con la válvula cerrada.

   Tradicional: Todo igual y dejamos que se cueza el pescado unos 8 minutos a fuego medio-bajo, moviendo la cazuela de vez en cuando para que no se pegue, sin remover el pescado para que no se rompa.

martes, 3 de julio de 2012

MACETITAS DE MERENGUE

   
   Hace unos días, una amiga me contó orgullosa que ya le salía estupendamente la receta del merengue. Que lo hacía paso a paso según expliqué en su día (copiado directamente de Las recetas de Sara) y que estaba muy contenta del resultado. Esta es una de los mayores alicientes del blog, conseguir que otra gente vea lo fácil que es cocinar, que viendo una foto les apetezca hacer un plato, o que al leer la receta se animen a cocinar porque les parezca sencilla de entender su elaboración. 
      A Pili le gusta tanto el merengue que se lo come a cucharadas, y me pidió una receta de pastelitos donde lo usara, así que me acordé de estas macetitas que hacían en una pastelería de Ceuta y que es como una especie de tarta de limón y merengue, pero sin hornear y en tamaño individual.

   
   Extendemos una plancha de masa quebrada en nuestra superficie de trabajo. La podéis hacer previamente (no es nada difícil), o comprarla hecha para lo cual, os recomiendo la de Lidl, que da buen  resultado.
   Cortamos círculos con ayuda de un cortante o un vaso, de un tamaño un poco más grande que los círculos que tiene una bandeja de cupcakes, que tendreis preparada al lado y pulverizada con aceite, o ligeramente engrasada.
   Ponemos uno a uno, los 12 círculos de masa que hemos cortado en cada hueco de la bandeja. Encima le ponemos un círculo de papel vegetal que habremos recortado más grande que los círculos de masa, y dejamos pegaditos encima, y cubrimos con un peso (por ejemplo garbanzos) para evitar que se levante por ningún sitio y nos queden parejos. Horneamos en el horno precalentado a 180º unos 8 minutos, sacamos, quitamos con cuidado cada papelito con sus garbanzos y volvemos a meter en el horno unos 5 minuos más,  hasta que empiecen a dorarse. Sacamos del horno y dejamos enfriar en una rejilla.


   Mientras hacemos la crema de limón, si pinchais el enlace vereis la que hice para el lemon pie, que fue la misma que usé en esta ocasión, aunque también os recomiendo que la probeis con naranja en vez de limón, queda deliciosa.

   Dejamos enfriar la crema y hacemos un merengue suizo, como os explico aquí.


   Por último, ya con todo frio, sólo queda el montaje de los pastelitos. Cogemos las macetitas de masa, rellenamos hasta el borde con crema de limón (o naranja). Metemos el merengue en una manga sin boquilla, sólo con el adaptador y le damos tres vueltas en forma de cono. Disponemos en una bandeja sin que se toquen unos a otros y dejamos enfriar en la nevera hasta la hora de servir. Cuanto más rato mejor, más ricos están, más fresquitos y más seca la capa de merengue. 



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...