MUSAKA FACIL





    La musaka o moussaka es una pastel de berenjena y carne, tipica receta de la cocina  griega que se ha ido adaptando por todo el mundo. Al principio, yo la hacía sin patata en la base, pero la receta original la lleva, y además le ponía la berenjena frita, pero por aquello de aligerarla un poco mi versión actual la lleva al horno. Recuerdo que mis primeras musakas me daban pereza porque tenían varias elaboraciones, pero he ido reduciendo el proceso, hasta que se me ha quedado en una receta lo más fácil que he podido.



   Primero ponemos a hervir un par de patatas con la piel y todo, cuando enfríen las pelamos y cortamos en rodajas ni muy finas ni muy gordas.
   Precalentamos el horno a 200º, mientras lavamos bien dos berenjenas y las cortamos en láminas y las ponemos en una fuente de horno forrada con un papel vegetal, disponemos la berenjena y salpimentamos ligeramente y añadimos un chorrito fino de aceite de oliva virgen extra. Horneamos hasta que se empiecen a dorar, unos 15 minutos dependiendo del horno.
   Mientras las berenjenas están en el horno, calentamos en una sartén un poco de aceite, donde rehogamos una cebolla pequeña, un pimiento verde, un diente de ajo y medio kg de carne picada [la que prefieras, yo pongo de pollo]. Cuando esté hecha la carne, le añadimos tomate frito casero {la cantidad va a gustos, pero tiene que ser suficiente para que una la mezcla} y un poco de orégano picado.
   También hacemos una bechamel fácil que ya sabéis que se hace en un momento mientras se hace el refrito, o si sois super vagos la compráis hecha.


   Ya sólo queda montar las capas. Primero ponemos en la fuente donde la vamos a hacer, una capa de las patatas cocidas, sobre esta ponemos una de berenjenas, después una de la carne con el refrito. De nuevo una de berenjenas y otra encima de carne, así hasta que terminemos los ingredientes. Por último cubrimos todo con la bechamel y espolvoreamos de queso rallado, mejor parmesano, si no uno para gratinar que funda bien. Horneamos unos 20-25 minutos con calor arriba y abajo,  hasta que se dore por encima.



   Y para el montaje de la mesa, hoy he elegido un diseño más elegante por si queréis tener ideas con vistas a la Navidad, tienen en La Pajarita una gama muy amplia donde elegir dependiendo del momento, pero desde luego es todo un acierto cualquiera de sus opciones. En este caso, he puesto un salvamantel de tejido no tejido de la gama nature  que asemeja a una pizarra, combinado con otro de la gama parole y una servilleta kanguro de la gama damasco  ¿a que queda precioso? 💖 

Comentarios

Publicar un comentario

Dime lo que piensas, me encanta leerlo, me anima y aprendo.

Entradas populares