ATENCION: SI AL ENTRAR AQUÍ VES LOS TEXTOS EN UNA LETRA CURSIVA HORRIBLE Y DIFICIL DE LEER, ACTUALIZA LA PAGINA DANDOLE A INICIO O A F5

viernes, 31 de mayo de 2013

CUS CUS CON TOMATE

  

   Hacemos una fritada de tomates. Para mí esto es un peligro {casi tanto como ponerme a fundir chocolate negro}, porque me vuelve loca. No es como cuando abres una lata de tomate triturado y la fries, no. Es diferente. Mi madre se ponía a freír tomate y yo me ponía a revolorear cual mosca a su alrededor, hasta que, en lo que yo creía un renuncio, zas! metía la cuchara, probaba la fritada y me escaldaba la boca. Era todo en uno, siempre igual, y entonces decía mi madre: San José por goloso, los hocicos se quemó.  O_O


   Te tienes que hacer con unos tomates de esos buenos buenos de verdad, gordos y maduros, no de los que parecen de mentirijillas que por fuera están rojos y al cortarlos te das cuenta de que están verdes por dentro y además no saben absolutamente a nada, no, de los otros. Así que nada mejor que los que me enviaron los amigos de Biotomate tomates biológicos con un sabor espectacular, como ya os conté en la entrada de los Tallarines con salsa de tomate fresco, y también quería probarlos fritos, así que cuando Carmen de Tía Alia recetas puso este plato de cuscús, supe que esta iba a ser la elegida para mis tomates biológicos en fritada. Hice un pequeño tunning y el resultado también fue estupendo para mí.

 
   Lavamos, pelamos y cortamos en trozos 1kg de tomates. Ponemos en una sartén grande y honda un chorro de aceite de oliva virgen, echamos los tomates, sal y un poco de azúcar, encendemos el fuego, tapamos la sartén y los freímos unos 15-20 minutos, removiendo de vez en cuando.
   Cuando estén fritos, los pasamos al vaso de la batidora, batimos y después pasamos por el pasapurés para dejarlo fino fino. 
   Para mí aquí habría terminado la receta, porque os aseguro que soy capaz de ponerme con una cuchara y zampármelo enterito sin parar, no me hace falta ni pan.

   Hacemos el cuscús y para ello, lo ponemos en una cazuela de barro y le vertemos encima caldo de pollo caliente hasta cubrir y un poco más. Lo dejamos reposar unos minutos hasta que absorba completamente el líquido.

   En una sartén honda ponemos una latita de fritada de cebolla con calabacín de Mercadona que viene en aceite de oliva. Cuando empiece a freirse, añadimos el tomate frito que tenemos reservado, mezclamos y ponemos el cuscús [que ya no tiene nada de líquido] Le damos unas vueltas para que se integren todos los ingredientes, bajamos el fuego y lo dejamos unos minutos más para que se tueste por abajo.


16 comentarios:

  1. Llevas razón, el tomate frito, si el tomate es bueno, es una gozada. Yo tengo la suerte de que mi padre los cultiva, pero claro, sólo los puedo recoger en verano, así que aprovecho y hago tomate frito para conservar. Y me encanta tu receta con el cuscús, tiene que estar buenísimo. Gracias. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena receta, el cuscús es delicioso pero una de esas cosas que nunca hago en casa... creo que probaré tu receta porque se hace fácil y tiene muy buena pinta. El tomate también me encanta, qué cosa más rica!!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Facilísimo y suena fenomenal, me ha gustado mucho esta receta. Y pensar que cuando vivía en Ceuta no probé el cous-cous....jajaja. Un besito.

    ResponderEliminar
  4. unas fotos preciosas, que color y que pinta. Buenisimooo!

    ResponderEliminar
  5. Hay que ver el bonito color con el que queda el cus-cus, yo también me piro por el tomate, de todas las manera que me lo quieras presentar; yo le llamo el fruto del sol. Un buen tomate es una dosis de vitamina solar increíble. Así que de antemano se que este plato me iba a encantar.
    Buen finde

    ResponderEliminar
  6. Mmmmmm, que rico el cus cus que nos has hecho hoy!!! Y ese plato es la caña!!!

    Un besito y feliz finde,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  7. Como me gusta el cuscus, asi con esta version no la he probado nunca, me quedo con la receta!
    Besis

    ResponderEliminar
  8. Tienes razon el olor que despide un refrito de tomate es maravilloso y el sabor ....que decir hummmm,
    Te quedo un plato de cus cus buenisimo
    besinos

    ResponderEliminar
  9. tienen una pinta estupenda, me encanta el cus cus, un beso!

    ResponderEliminar
  10. ay! Rocio así cómo ibas relatando la historia te veía en la cocina con tú madre y tú revoloteando hasta quemarte, y después te imagino sentada comiendo el tomate frito así sin ná, jajaja, lo que hace la imaginación y el hambre, por Dios!!!
    Ya vi la receta en el blog de Carmen y me gustó tanto cómo a ti, pero no la he hecho todavía y eso que tengo cus cus de espelta y puedo comerlo sin problema, pero tengo que comprar tomates de los buenos y para esto me tengo que desplazar, hay que ver!!
    En fin, que disfrutes de fin de semana.
    Un besito

    ResponderEliminar
  11. Jajaja Rocío, somos almas gemelas en lo que a la fritada de tomate se refiere porque yo soy idem de idem. De las que se la comería a cucharadas como si de un puré se tratara, o a base de mojar pan. No tendría freno.

    Gracias por la mención y por elaborar una de las recetas de mi blog. Esta del libro Jerusalem...deliciosa. Mira por dónde que ayer publiqué otra de este libro. Y es que me tiene enganchada!

    Bss y feliz finde :)

    ResponderEliminar
  12. jajajaj, eso de meter la cuchara dentro para probar la comida al despiste me suena. Alguna quemada me dí yo también, jeje
    EL cus cus genial con la salsita, se queda con un color precioso
    Besitos

    ResponderEliminar
  13. El tomate frito casero me chifla , me rechifla y me chuparía hasta los codos !!
    Que rico tiene que estar este plato que te has preparado !!

    Besazos

    ResponderEliminar
  14. Diosss cuanto te entiendo en lo de escaldarte la boca y en lo de los tomates...yo hasta crudos a bocaooosss...que delocia un cus cus con fundamento si señor. ..me encanta rocío. ..como siempre .besiños

    ResponderEliminar
  15. :))))))))))))))) Como te entiendo... Nada como una buena fritada de tomate casero, y además de temporada. Yo creo que no necesita casi nada más, solo ponerlo al centro de la mesa con un par de huevos cuajados dentro y un buen bollo de pan para hacer barquitos... Esta es la opción que a mí me sale con el tomate frito casero, pero esto que cuentas del cus-cus... me mola :)

    ResponderEliminar

Dime lo que piensas, me encanta leerlo, me anima y aprendo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...